Resumen de la Prensa Checa

0:00
/
0:00

El primero de mayo se convierte para la policía checa en un día negro. Por segundo año consecutivo hace frente a acusaciones por abuso del poder, escribe en portada el diario Mladá Fronta Dnes. En las manifestaciones del año pasado, un agente golpeó a la política Katerina Jacques. Este año, la policía detuvo a 26 jóvenes socialdemócratas que protestaban contra la marcha de los ultraderechistas en Praga y los activistas se quejan de que en la comisaría fueron humillados por los policías. Tuvimos que desnudarnos y hacer flexiones, indican.

El primero de mayo se convierte para la policía checa en un día negro. Por segundo año consecutivo hace frente a acusaciones por abuso del poder, escribe en portada el diario Mladá Fronta Dnes. En las manifestaciones del año pasado, un agente golpeó a la política Katerina Jacques. Este año, la policía detuvo a 26 jóvenes socialdemócratas que protestaban contra la marcha de los ultraderechistas en Praga y los activistas se quejan de que en la comisaría fueron humillados por los policías. Tuvimos que desnudarnos y hacer flexiones, indican.

La portavoz de la policía de Praga, Eva Miklíková, sostuvo que la policía tiene el derecho de desnudar a los detenidos y forzarlos a hacer flexiones para descartar la posibilidad de que escondan objetos peligrosos. No obstante, el departamento de control interno de la policía empezó a investigar el asunto, ya que la policía hace desnudar a los detenidos solamente en casos extraordinarios, escribe el diario.

El primero de mayo, los socialdemócratas intentaron interrumpir la marcha de los extremistas de ultraderecha del Frente Nacional, armándose una trifulca entre ambos bandos. La policía detuvo a los activistas izquierdistas, ya que no avisaron a las autoridades previamente sobre su manifestación, a diferencia de los radicales de derecha, explicó la portavoz.

El primero de mayo en Brno (Foto: CTK)
El periódico compara la actuación de la policía en la capital checa con la situación en la metrópoli morava de Brno. Allí se produjeron enfrentamientos entre los policías antidisturbios y radicales ultraderechistas mucho más graves que en Praga. La policía en esa ciudad detuvo a cinco personas, pero éstos no tuvieron que desnudarse en la comisaría, indica el diario.

El presidente checo quiere impedir con su propio cuerpo que se lleve a cabo la construcción de la nueva Biblioteca Nacional en Praga, resalta en primera plana el diario Lidové Noviny.

El proyecto del arquitecto Jan Kaplický supone construir una biblioteca original de forma ondulada en la Planicie de Letná. La construcción se parece a un pulpo de color verde y violeta.

"Al igual que los activistas que protestan contra el funcionamiento de la central electronuclear de Temelín, yo estoy dispuesto a atar mi cuerpo a la maquinaria o donde sea necesario para impedir que una biblioteca de esa forma surja en Praga", cita el diario Lidové Noviny al mandatario checo.

El presidente hasta la fecha criticaba duramente a los activistas que consideran todo tipo de bloqueos como parte legítima de las acciones de protesta, y es muy sorprendente que el mandatario de repente amenace con hacer uso de los mismos medios de protesta que ellos, indica el diario.

El autor de la obra Jan Kaplický, poseedor de varios premios mundiales por arquitectura, que actualmente vive en Inglaterra, se negó a comentar las palabras del presidente.

El futbolista checo Milan Baros no es racista, pero cometió un error y no podrá jugar tres partidos en la Liga francesa, informa el rotativo Sport. Así penalizó el Comité Disciplinario el gesto del delantero del Lyon con respecto al futbolista camerunés Mbia en el partido contra el Rennes. El checo miraba a Mbia tapándose las narices y sacudiendo la mano como si quisiera protegerse contra el hedor.

"Me alegro de que el Comité haya purificado mi nombre de la sospecha de actuar de manera racista, calificando el gesto solamente como antideportivo", resaltó el delantero, reiterando que con su actuación quería darle a conocer al camerunés que le dejase en paz y que no riñiese con él.

No obstante, el veredicto del Comité es una mala noticia para el técnico de la selección checa, Karel Bruckner. El goleador checo este fin de semana jugará su último partido de esta temporada en la Liga francesa y después tendrá que hacer una pausa forzada de cuatro semanas antes del encuentro entre la República Checa y Gales en las eliminatorias para la Eurocopa 2008, y es probable que Baros esté fuera de condiciones, comenta el diario Sport.