Resumen de la Prensa Checa

Věra Jakubková (a la izquierda) y Olga Zubová (Foto: CTK)
0:00
/
0:00

La correlación de fuerzas en la Cámara Baja está amenazada, informa Mladá Fronta Dnes. Dos diputadas del Partido de los Verdes, que integra la coalición gubernamental, anunciaron que votarán en contra de algunos proyectos gubernamentales.

Věra Jakubková (a la izquierda) y Olga Zubová (Foto: CTK)
La correlación de fuerzas en la Cámara Baja está amenazada, informa Mladá Fronta Dnes. Dos diputadas del Partido de los Verdes, que integra la coalición gubernamental, anunciaron que votarán en contra de algunos proyectos gubernamentales.

Las ‘rebeldes’ Věra Jakubková y Olga Zubová no están de acuerdo, por ejemplo, con el establecimiento en territorio checo de una estación de radares de EE.UU. En caso de verse presionadas, las diputadas están dispuestas a abandonar el Partido de los Verdes, apunta el diario.

Jornada laboral de 60 horas semanales. Bajo este título se refiere Lidové Noviny a la decisión de los ministros de Trabajo y Asuntos Sociales de los países de la Unión Europea de modificar el sistema de la jornada laboral para impedir el abuso de las horas extra, sobre todo, en la esfera de la Salud.

Fue acordado unificar la jornada laboral a 60 horas semanales como máximo en caso de que el empleado esté de acuerdo. En caso contrario, la empresa no tiene derecho a exigir más de las estipuladas 48 horas semanales.

La economía checa desacelera. La subida de los precios de los alimentos y de las energías ocasionó que los checos gasten menos que antes, comenta en primera plana el diario económico Hospodářské Noviny.

Según expertos, el estancamiento de la economía nacional comienza a reflejarse en el crecimiento del paro. No obstante, la situación no es trágica todavía. El crecimiento económico supera en los últimos años el cinco por ciento, superior al de otros países europeos, apunta el matutino.

El opositor Partido Socialdemócrata presentó cuatro condiciones bajo las cuales está dispuesto a tolerar al Gobierno durante la presidencia checa a la Unión Europea, escribe Právo. Figura entre ellas la aprobación del Tratado de Lisboa y la congelación de las negociaciones sobre la estación de radares estadounidense.

El primer ministro, Mirek Topolánek, rechazó aceptar las condiciones socialdemócratas, calificándolas como puro cálculo político. No obstante, no descartó la posibilidad de sentarse a la mesa de negociaciones para acordar una atmósfera pacífica en el escenario político checo durante la presidencia del país a la UE.

Aumenta el endeudamiento de las familias checas que en comparación con el año anterior creció en un siete por ciento, informa Lidové Noviny remitiéndose al informe anual del Banco Central Checo.

Según el diario, los checos piden préstamos, sobre todo, para cubrir los gastos de sus vacaciones en el exterior. No obstante, debido a los intereses, el precio del viaje puede hasta duplicarse, advierten los expertos.