El Gobierno propone restringir circulación de camiones los fines de semana

El Gobierno checo decidió restringir la circulación de camiones en las carreteras checas los fines de semana. El proyecto debe aún ser aprobado por el Parlamento.

Martin Bursík (Foto: CTK)
El proyecto supone que los camiones cuyo peso supere siete toneladas y media, no podrán utilizar ninguna carretera checa los viernes desde las 15.00 hasta las 18.00 horas, y los domingos desde la medianoche hasta las 22.00 horas.

El ministro del Medio Ambiente, Martin Bursík, está convencido de que la medida ayudará a reducir el elevado número de accidentes que se registran en las vías checas, sobre todo, los viernes por la tarde, cuando la gente sale de las ciudades a sus casas de campo.

“Lo importante es que la prohibición de circulación de camiones mejore la fluidez de tráfico los fines de semana, reduzca el número de accidentes mortales y el ruido”, recalcó el ministro.

Sin embargo, la decisión del Gobierno enfadó a los transportistas que amenazan con realizar bloqueos de tráfico en caso de que la ley entre en vigor. El portavoz de la Unión de Transportistas checa, Martin Felix, insistió en que ningún país comunitario prohíbe la circulación de camiones los viernes.

Por su parte, el vicepresidente de la Asociación de Industria y Transporte, Jaroslav Hanák, agregó que la prohibición de circulación de camiones, además, causará pérdidas millonarias al sector económico.

“La decisión del Gobierno no es más que una muestra de servilismo con respecto al Partido de los Verdes. Los daños financieros serán enormes, calculamos que ascenderán a unos 370 millones de euros”, acotó Jaroslav Hanák.

El proyecto gubernamental debe ser ratificado aún por el Parlamento. En caso de que sea aprobada, la medida entrará en vigor a fines de año.