Resumen de la Prensa Checa

Чешско-словацкий противохимический батальон в Кувейте (Фото: www.army.cz)

Dos veces tuvieron que intervenir el jueves los especialistas de la unidad antiquímica checa estacionada en Kuwait, escribe en portada el diario Lidové Noviny. Primero fueron llamados a examinar una "masa desconocida que ardía con una llama azul". Se aclaró que se trataba de un meteoro o de desechos cósmicos.

Dos veces tuvieron que intervenir el jueves los especialistas de la unidad antiquímica checa estacionada en Kuwait, escribe en portada el diario Lidové Noviny. Primero fueron llamados a examinar una "masa desconocida que ardía con una llama azul". Se aclaró que se trataba de un meteorito o de desechos cósmicos.

El segundo caso fue más dramático. Después de que los aliados derribaron en las proximidades de la capital de Kuwait un misil iraquí los aparatos de los químicos checos detectaron presencia de sustancias biológicas. La inspección de los restos del misil, que cayó cerca de una depuradora de aguas residuales, descubrió afortunadamente sólo bacterias que se encuentran corrientemente en tales lugares.

El matutino Mladá Fronta Dnes informa en primera página que los gigantescos bombarderos estadounidenses B-52 sobrevuelan diariamente la República Checa. Los aviones, que son capaces de llevar una carga de hasta treinta toneladas de misiles o bombas, despegan de la base Fairford en Gran Bretaña y su destino son posiciones del ejército iraquí.

Los expertos militares checos aseguran que los bombarderos no representan ningún peligro. Stanislav Kaucký, especialista en sistemas de armamento, opina que en la mayoría de los casos los aviones estadounidenses sobrevuelan el territorio de la República Checa sin carga. Se abastecen posteriormente durante su escala en Qatar o Bahrain.

Baghdad, foto: CTK
El ex oficial de la Policía Secreta comunista, Ludvík Zifcák, recluta a ciudadanos checos para servir como "escudos humanos" en Irak, señala Lidové Noviny. Zifcák se hizo conocido después de iniciarse en Checoslovaquia los cambios democráticos. Al celebrarse el 17 de noviembre de 1989 la manifestación estudiantil, que desató la Revolución de Terciopelo, el agente Zifcák desempeñó el papel de un supuesto estudiante muerto; Martin Smíd.

Según Zifcák, unos diez voluntarios checos salieron a Irak ya hace dos semanas. Otros cincuenta jóvenes deben haberse manifestado dispuestos a ofrecer sus cuerpos contra los misiles después de leer un llamamiento publicado por un semanario local de Bruntál, ciudad de Moravia del Norte donde Zifcák reside.

Baghdad, foto: CTK
"La República Checa subestimó las normas europeas para la construcción", resalta el diario económico Hospodárské Noviny. El ingreso en la Unión Europea significará un aumento considerable de los costes para la construcción de nuevos edficios y las reconstrucciones. A diferencia de otros países, la República Checa no ha negociado excepciones de las rígidas prescripciones comunitarias.

Así por ejemplo, a partir del año próximo los tradicionales ascensores checos denominados "Pater Noster", que circulan sin interrupción entre las plantas, carecen de puertas y hay que abordarlos sobre la marcha, dejarán de existir en los edificios públicos y serán sustituidos por elevadores corrientes.

Mladá Fronta Dnes publica que el Ministerio de Informática checo planea introducir el año próximo un nuevo número de identificación de los ciudadanos. Este reemplazará el actual "número de identidad personal", que se basa en la fecha del nacimiento de cada persona y del cual se puede deducir también su sexo. El hecho de que el "número de identidad" indique referencias personales sobre su portador viola en cierta medida la ley sobre la protección de datos personales.

En el futuro debería usarse como "principal" número de identificación el número del seguro social, hasta el momento empleado solamente al usar la firma electrónica y en las solicitudes de subsidios familiares y por desempleo.

Mladá Fronta Dnes recuerda que el 28 de marzo se suele celebrar en la República Checa el Día de los Maestros. La historia de esa fiesta, que conmemora el día de nacimiento del reformador pedagógico checo, Juan Amos Comenio, se remonta al año 1892.

Desde hace ocho años que esa festividad no figura en el calendario, lo que refleja según el rotativo la relación de la sociedad actual checa hacia la profesión pedagógica cuyo prestigio baja cada vez más.