Resumen de la Prensa Checa

r_2100x1400_radio_praha.png

Toda la prensa nacinal comenta en sus páginas la recién acabada cumbre de la OTAN en Praga y la victoria del Partido Popular en las elecciones parlamentarias celebradas en la vecina Austria el pasado domingo.

Toda la prensa nacinal comenta en sus páginas la recién acabada cumbre de la OTAN en Praga y la victoria del Partido Popular en las elecciones parlamentarias celebradas en la vecina Austria el pasado domingo.

El diario Mladá Fronta Dnes no oculta su satisfacción por el resultado de los comicios austríacos. El ultraderechista partido liberal de Jörg Haider, el crítico más duro de los checos, fracasó, reza su titular. El FPÖ de Haider, el más radical adversario austríaco de la central nuclear de Temelín, en Bohemia del Sur, y de la ampliación de la Unión Europea con nuevos países, incluyendo a la República Checa, perdieron las simpatías de los electores.

Durante la sesión de dos días de la Alianza Noratlántica en Praga no se produjeron daños materiales, así que las compañías de seguro pueden empezar a contar sus ganancias, escribe en portada el diario económico Hospodárské Noviny. Dado el elevado riesgo de seguridad, las tarifas del seguro de propiedad superaron hasta diez veces las tasas habituales.

El diario apunta asimismo que la reunión de la OTAN ha ahorrado millones a las empresas automovilísticas. Los participantes de la cumbre tuvieron la posibilidad de probar las cualidades de los modelos de Skoda Auto, Audi y Volkswagen. Reemplazaron así costosas campañas publicitarias.

La presentación de un nuevo automóvil a celebridades y periodistas puede valer hasta tres millones de coronas, suma equivalente a unos 100 mil euros. Según Hospodárské Noviny, la empresa Skoda Auto supone además que los servicios prestados durante la cumbre acelerarán la penetración de sus modelos Superb en los mercados postsoviéticos.

El Partido Comunista ha dominado en la región de Moravia del Norte, reza el titular de portada del matutino Lidové Noviny. El éxito de los comunistas en las recientes elecciones locales adquiere un aspecto cada vez más concreto. Después de las ciudades de Ostrava, Bruntál, Frýdek-Místek y Karviná, que tiene el primer alcalde mayor comunista en la historia de la República Checa, los comunistas se instalaron en las posiciones dirigentes también en el ayuntamiento de Havírov.

Se lo posibilitó la política practicada en muchas localidades de Moravia del Norte por el gubernamental Partido Socialdemócrata. Los socialdemócratas forman coaliciones con los comunistas ignorando a sus socios del Gobierno, es decir el democristiano Partido Popular y la Unión de la Libertad, y al opositor Partido Cívico Democrático.

El diario Právo señala en primera plana que en la República Checa se congelan las células sexuales de niños que padecen cáncer. El procedimiento aumenta las opciones de los enfermos de que tengan hijos propios después de haberse sometido en la niñez a la quimioterapia.

En la República Checa el cáncer se detecta anualmente en aproximadamente cien niños. La esperanza de que sean curados es grande, pero la quimioterapia y radioterapia les puede causar problemas con la reproducción. Por lo cual, antes de iniciarse el tramiento oncológico y a petición explícita de los padres, se extraen a los niños las células sexuales no perjudicadas para poder ser utilizadas más tarde en la fecundación artificial.

El rotativo Lidové Noviny advierte que los praguenses podrán disfrutar a partir del próximo marzo de un cine de tres dimensiones. En una pantalla gigantesca cuya altura alcanzará las dimensiones de un edificio de ocho plantas se proyectarán películas, ante todo documentales, rodadas con la tecnología IMAX. El precio del billete no debería superar el de las entradas en un cine corriente, es decir unos cinco euros.

Una fila de automóviles y motos de la Policía avanza lentamente con faros titilantes hacia la Plaza de la Ciudad Vieja de Praga. Acompañan a "Gran Carlo", escribe Mladá Fronta Dnes.

No se trata, no obstante, de ningún político que se haya perdido en la capital checa depués de acabarse la cumbre de la OTAN. "Gran Carlo" es como denominaron los habitantes del pueblo Velké Karlovice, de la sierra de Beskydy en Moravia del Norte, a un pino de casi treinta metros de altitud que recoradará en el centro de Praga que las fiestas de Navidad se acercan.