Resumen de la Prensa Checa

r_2100x1400_radio_praha.png

El diario Lidové Noviny informa en primera plana que los trabajadores de la Televisión Checa vuelven a insurgirse. 200 de ellos se reunieron ante el edificio principal de la televisora pública para exigir al director general, Jirí Balvín, que renuncie temporalmente a la gestión de la TV Checa mientras la policía no concluya las investigaciones relacionadas con dos acusaciones formuladas contra él. Al director general de la TV Checa se le imputan dos delitos resultantes de la presunta mala gestión del patrimonio de la televisora pública.

El diario Lidové Noviny informa en primera plana que los trabajadores de la Televisión Checa vuelven a insurgirse. 200 de ellos se reunieron ante el edificio principal de la televisora pública para exigir al director general, Jirí Balvín, que renuncie temporalmente a la gestión de la TV Checa mientras la policía no concluya las investigaciones relacionadas con dos acusaciones formuladas contra él. Al director general de la TV Checa se le imputan dos delitos resultantes de la presunta mala gestión del patrimonio de la televisora pública.

El abogado Václav Vlk opina, entretanto, que las rimbombantes declaraciones de los sindicalistas y las conjeturas de las fuentes más o menos solventes no revelan en absoluto qué sentido tiene la investigación del director Balvín. A juicio del letrado, tanto la policía cómo el fiscal del Estado deberían explicar cuanto antes la acusación formulada contra el director de la televisora pública.

"Las elevadas temperaturas en Kuwait cogieron de sorpresa a la unidad de protección antiquímica checa", destaca en portada el rotativo Právo. El diario señala que la misión de 250 militares checos, dotada de los equipos técnicos más sofisticados, viajó hace algunas semanas a Kuwait determinada a participar activamente en la lucha antiterrorista.

Sin embargo, una vez en Kuwait, los soldados checos verificaron que la mayor parte de los equipos técnicos no funciona debidamente en las condiciones climáticas locales, con temperaturas superiores a los 40 grados Celsio.

La fuente que conoce la situación in situ dijo a Právo que la unidad al principio no disponía de equipos de refrigeración, aunque el material de detección necesita ser guardado en frigoríficos. El ministro de Defensa, Jaroslav Tvrdík, dijo entretanto que el comandante de la unidad antiquímica ya ha recibido el permiso de adquirir en Kuwait los equipos de refrigeración que aguantan las altas temperaturas locales.

El diario Lidové Noviny informa que en la ciudad de Chlumec nad Cidlinou, en Bohemia Oriental, se celebró un mitin de agricultores que protestaron contra las condiciones que los diplomáticos checos están negociando para el sector con la Unión Europea. A juicio de los agricultores, dichas condiciones son discriminatorias.

En el mitin, realizado al pie del monumento a la rebelión campesina de 1775, los oradores llegaron a afirmar que en caso de no cambiar las condiciones negociadas para el agro checo, harán un llamamiento a los agricultores a que en el referéndum voten en contra del ingreso en la Unión Europea.

Los participantes en la protesta, convocada por el Partido del Campo, realizaron después una marcha por un carril de la carretera de Praga a Hradec Králové de la que no habían notificado a la policía. En la autovía con intenso tráfico se formó inmediatamente una retención. Algunos conductores protestaron contra la acción de los agricultores tocando las bocinas.

Otros - incluso conductores de camiones pesados - no aguantaron y empezaron a adelantarse a la columna de los manifestantes. Lidové Noviny recuerda que los conductores hacían estas peligrosas maniobras en el tramo entre Chlumec nad Cidlinou y Hradec Králové que los policías denominan de "carretera de la muerte" por el elevado número de accidentes de tránsito.

El rotativo Mladá Fronta Dnes escribe en su suplemento económico que la multinacional Flextronics International, en cuyas plantas en la República Checa y Hungría trabajan miles de personas, inicia despidos masivos y traslada una parte de su producción a China donde la mano de obra es más barata. En Hungría la multinacional despedirá a unos 1200 trabajadores. De la planta de Flextronics en la República Checa, ubicada en la ciudad de Brno, serán despedidos antes del mes de agosto 550 trabajadores.