Resumen de la Prensa Checa

r_2100x1400_radio_praha.png

Por Ivana Vonderková

Todos los diarios comentan en primera plana los controles de pasajeros en los vuelos Praga - Londres, que desde ayer realizan en el aeropuerto de la capital checa oficiales de inmigración británicos.

El matutino Lidové Noviny indica que la medida tiene el objetivo de disminuir el número de solicitantes de asilo en Gran Bretaña, procedentes de la República Checa y que la misma se basa en un acuerdo entre Praga y Londres. El diario publica las opiniones de varios políticos checos, quienes subrayaron que la imposición de la obligación de visados para los ciudadanos checos que viajen a Gran Bretaña sería una medida mucho peor.

El rotativo Ceské Slovo señala que durante el primer día de los controles, los oficiales de inmigración británicos impidieron viajar a Gran Bretaña a una decena de gitanos checos. El diario sostiene que aunque la exasperación de los afectados fue inmensa y los controles puedan resultar desagradables, hay que entender que Gran Bretaña trata de protegerse ante la ola de inmigrantes registrada en los últimos años. Ceské Slovo apunta que en lo que va de este año, solicitaron asilo en Gran Bretaña más de 500 gitanos checos.

Un comentarista del rotativo Právo considera a su vez el problema de que Gran Bretaña trate de resolver fuera de sus fronteras el creciente número de solicitantes de asilo en ese país. Ante esto Právo pregunta: ?en base a qué criterios los oficiales de inmigración británicos distinguen en el aeropuerto de Praga a la supuesta "persona non grata"? El diario sostiene que en caso de ser determinante el color de la piel del pasajero, puesto que ayer el vuelo le fue impedido exclusivamente a familias gitanas, se trataría de una medida discriminatoria por motivos raciales y en ese caso el consentimiento de las autoridades checas es imperdonable.

La Unión Europea se niega a proteger el mercado de trabajo checo, leemos en el diario Mladá Fronta Dnes. El rotativo senala que la Unión Europea rechazó los planteamientos de Praga relativos al libre movimiento de mano de obra después de que el país se adhiriera a los estados comunitarios.

El diario financiero, Hospodárské Noviny indica que, además de la reciprocidad en la protección del mercado de trabajo, Praga solicitó que, en caso de considerarlo necesario, le fuera permitido impedir la afluencia a la República Checa de mano de obra de cualquier país de la Unión Europea, independientemente de si también otros estados comunitarios apliquen contra ese país medidas similares. Hospodárské Noviny sostiene que, a pesar de la negativa de Bruselas, Praga todavía no se da por vencida, pretendiendo continuar en las negociaciones respectivas.

El matutino Hospodárské Noviny también escribe que el Gobierno checo manifestó apoyar las intenciones de la empresa mexicana Nemak de construir una fábrica para la producción de cabezales para motores de automóviles en la zona industrial de la ciudad de Most, en Bohemia del Norte. El diario publica una entrevista con Jorge Rada, presidente para Europa Central de Nemak, quien confirmó el interés de la dirección de la empresa por invertir en la República Checa.

El rotativo Ceské Slovo informa que el Gobierno checo decidió ayer adoptar medidas más severas contra los jóvenes delincuentes, reaccionando así a la creciente agresividad que han demostrado ninos y adolescentes. A partir de enero próximo entrarán en vigor nuevas normas legislativas que implicarán la creación de tribunales especiales para jóvenes delincuentes. La medida supone que los castigos a los jóvenes antisociales tendrán preferentemente carácter educativo, aunque en casos especiales, por ejemplo, en caso de cometer un homicidio, será posible enviar al criminal a la cárcel.

La Policía checa admitió ayer, por primera vez en público, que no logra combatir efectivamente el narcotráfico, indican varios matutinos. El jefe de la Central Nacional Antidroga, Jirí Komorous reconoció que en las discotecas de Praga y de otras ciudades del país es posible adquirir sin problema drogas como el éxtasis o la heroína, indica el matutino Ceské Slovo y anade que Komorous sostuvo que aunque se logró eliminar a varias bandas de narcotraficantes, otras aparecieron en su lugar.