Resumen de la Prensa Checa

r_2100x1400_radio_praha.png

Por Pavla Jedlickova

La serie de ataques terroristas en Israel..., la situación en Afganistán y las deliberaciones sobre el futuro gobierno afgano..., así como los resultados de las elecciones regionales en Eslovaquia de las que salió victorioso el ex primer ministro, Vladimír Meciar..., son los temas que dominan las portadas de todos los periódicos nacionales.

La prensa checa informa también en negrilla que el canal de televisión privado TV3 interrumpió este domingo sus transmisiones, colocando en la pantalla una leyenda en la que explica su decisión. El texto dice que el Consejo de Radiotelevisión Checo exhortó a TV3 a interrumpir sus transmisiones porque las considera como no autorizadas.

Con la interrupción de las transmisiones culminan fricciones existentes entre el titular de la licencia de transmisión TV3, Martin Kindernay, y el inversionista, la compañía holandesa European Media Ventures. El conflicto surgió en septiembre pasado después de que Martin Kindernay transmitiera la licencia a su empresa RTV Galaxie. El Consejo de Radiotelevisión inició después un proceso de arbitraje con ambas partes.

El diario Hospodárské Noviny nos brinda una noticia bastante positiva: la calidad del aire ha mejorado considerablemente en la República Checa. Desde 1988 disminuyeron las emisiones del óxido sulfuroso en un 15 por ciento, lo que se debe a la construcción de unidades de desulfuración en fuentes contaminantes. Debido a la gasificación del campo, descendió también la presencia de partículas de polvo en el aire.

Con motivo del primer domingo del adviento, varios periódicos nacionales prestan atención a temas religiosos o espirituales. El diario Prazské Slovo recuerda que antes, el adviento era un período de contemplación, penitencia y comidas de vigilia, en el que la gente se preparaba para la Natividad de Jesucristo. El diario repasa costumbres y tradiciones de adviento checas, dedicando especial atención a los festejos del Día de San Nicolás, muy populares en este país.

En vísperas del onomástico de este santo, el cinco de diciembre, se llenan las calles del país con personas disfrazadas de san nicolás, diablos y ángeles que van de casa en casa regalando aguinaldos a los niños buenos y un trozo de carbón a los desobedientes. Prazské Slovo recuerda que la primera mención escrita sobre la celebración de esta costumbre en las tierras checas data del siglo XIV.

El matutino Lidové Noviny escribe que el alcalde mayor de Praga, Jan Kasl, encendió el domingo, en la Plaza de la Ciudad Vieja, un árbol navideño. Al acto del encendimiento del árbol que todos los años anuncia el inicio de los festejos de adviento y Navidad en la capital checa, suelen asistir centenares de adultos pero principalmente los más pequeños.

Lidové Noviny señala que ya se ha convertido en una buena tradición de que cada año una aldea diferente regale a Praga un árbol navideño. Este año le ha tocado su turno al pueblo de Velké Karlovice, Moravia del Norte, cuyos habitantes escogieron para la capital checa un abeto, de más de cien años y de treinta metros de altura.

Mientras tanto, el rotativo Mladá Fronta Dnes nos hace volver a la realidad del tercer milenio, constatando que el primer domingo del adviento la aplastante mayoría de los ciudadanos checos dieron preferencia al consumismo por sobre la contemplación. "Los checos invadieron hipermercados en búsqueda de regalos navideños", este es el título del artículo en el que está todo dicho.