Regalos para el Papa: Granates checos y cristal de Bohemia

Rosario de granates checos, foto: ČTK

Un rosario de granates checos, utensilios de misa hechos de cristal de Bohemia y una copia del ‘Paladio de las Tierras Checas’ son algunos de los obsequios que recibirá el Papa Benedicto XVI durante su próxima visita a la República Checa.

Rosario de granates checos, foto: ČTK
Los obispos de Bohemia y Moravia obsequiarán al Papa Benedicto XVI un rosario que personifica las dos líneas importantes de la cultura y educación checa. La de San Cirilo y San Metodio, apóstoles eslavos que evangelizaron el imperio de Gran Moravia, y la de San Venceslao y los Premislitas, como explica el profesor Petr Piťha.

“Después de reflexionar mucho sobre los posibles regalos, optamos por el rosario porque representa la tradición mariana que ayuda a interconectar las líneas cristianas de Moravia y de Bohemia. Además, los granos del rosario simbolizan a la gran cantidad de gente que rezó el rosario para que se cumplan las intenciones del Papa”.

Radek Rückl, foto: ČTK
La forma de óvalo de los granos del rosario, hechos de granate checo y oro, copian las joyas de Gran Moravia llamadas ‘gombík’. Igual que la cruz del rosario es una variación sobre los hallazgos de la misma época. En la roseta, que liga el rosario, aparece un retrato de San Venceslao según la estatua que esculpió Petr Parléř para la catedral de San Vito, de Praga.

Mientras tanto, los vidrieros de la empresa Rückl Crystal de Nižbor, Bohemia Central, elaboraron para el Sumo Pontífice vinajeras con una bandeja y un lavabo que se utilizan durante la misa. El presidente de la compañía, Radek Rückl, espera que el regalo ayude a promocionar el cristal de Bohemia.

“En esta época difícil que atraviesa el sector vidriero checo a causa de la crisis económica, este obsequio es muy importante no solamente para nuestra fábrica, sino para el cristal checo como tal. Tengo fe en que el cristal checo no dejará de existir nunca”.

Los utensilios están decorados con el emblema del Santo Padre y del Vaticano, el León Checo como símbolo del Estado Checo y una imagen de San Venceslao. Por su parte, el alcalde de Stará Boleslav, donde el 28 de septiembre el Papa oficiará una misa, donará a Benedicto XVI una copia del ‘Paladio de las Tierras Checas’. Se trata de un pequeño relieve medieval que representa a la Virgen María con el Niño Jesús en los brazos. Según la leyenda, el icono protege el país y tiene el poder de curar y hacer milagros.