Referéndum sobre el ingreso en la UE podría efectuarse en primavera

Pavel Rychetsky defensa referéndum sobre el ingreso en la UE, Foto: CTK

Es muy probable que los ciudadanos checos decidirán sobre el ingreso del país en la Unión Europea en un referéndum. De esta forma sería por primera vez que los ciudadanos tendrían la posibilidad de decidir sobre su futuro de un modo directo.

Pavel Rychetsky defensa referéndum sobre el ingreso en la UE, Foto: CTK
La Cámara Baja aprobó en primera lectura la ley constitucional sobre el referéndum y todo parece indicar que los diputados la aprobarán también en la segunda vuelta, ya que todos los partidos parlamentarios coinciden en que es necesario efectuar el plebiscito sobre la adhesión del país a la UE.

Dagmar Lastovecká, presidenta del Comité Constitucional del Senado, señaló que los ciudadanos decidirían sólo sobre el propio ingreso del país a la UE, y no sobre la aprobación del Tratado de Adhesión Internacional.

"Según la ley propuesta será posible decidir sobre el ingreso de la República Checa a la UE únicamente en un referéndum, la decisión será vinculante y los ciudadanos responderán sólo a la siguiente pregunta: ¿Están de acuerdo que la RCh ingrese en la UE"?

El ministro de RR.EE., Cyril Svoboda, indicó que los resultados del referéndum serán válidos cualquiera que sea el porcentaje de los que participen en la votación.

"Alguien puede objetar: ¿Cómo es posible que sobre el ingreso en la UE decida una minoría de la población, por ejemplo sólo un 15 por ciento de los electores? Yo digo que es posible, porque los que no votarán demuestran que les da igual, y que quieren que decidan los demás."

La Cámara Baja deliberará sobre la ley de la adhesión del país a la UE el próximo viernes, y el referéndum se efectuaría en primavera de 2003.

En caso de que la mayoría absoluta de los electores rechace el ingreso del país en la UE, un nuevo plebiscito podría ser convocado tan sólo después de dos años.