RCh pretende atraer turistas de la tercera edad

Foto: CTK

La RCh se suma a los países que persiguen incorporar a los ciudadanos de la tercera edad al mercado turístico. Representantes de la Oficina Checa de Turismo planean promover la República Checa entre personas mayores de Europa y Estados Unidos.

Como el número de personas de tercera edad en el mundo va en aumento, también su participación en el turismo es cada vez mayor. La República Checa no quiere quedarse atrás y se prepara para recibir este tipo de clientes, informó Markéta Chaloupková, del Departamento de Prensa de la Oficina Checa de Turismo.

“Hemos preparado un documento especial con los 10 motivos principales que una persona de la tercera edad pueda tener para visitar la República Checa que publicitaremos oportunamente. También planeamos participar en ferias de turismo por todo el mundo dirigidas a los mayores”, sostuvo Chaloupková.

Foto: CTK
Debido al aumento de la expectativa de vida en los países desarrollados, la población está envejeciendo progresivamente. Según datos de los institutos demoscópicos europeos, entre 1991 y 2010 la población mayor de 80 años aumentará en un 100 por ciento, mientras que las personas entre 65 y 79 años pasarán a ser un 30 por ciento más.

La Organización Mundial de Turismo (OMT) publicó en el año 2000 un documento sobre el turismo de la tercera edad en el cual invita a profesionales del sector desarrollar programas especiales para personas mayores.

Markéta Chaloupková opina que la República Checa ofrece a los clientes de la tercera edad todo lo que necesiten para disfrutar las vacaciones de sus sueños.

“Los turistas de la tercera edad se interesan mucho por nuestro país. Uno de los motivos es que la oferta turística de la República Checa responde a sus necesidades: visitar lugares de interés, descansar, pero también ciertas formas de relajo activo como, por ejemplo, el golf”, señaló Chaloupková.

En la actualidad, el 12 por ciento de los checos que invierten dinero en turismo están en edad de jubilación. El año pasado, gastaron cerca de 150 millones de euros en viajes al exterior. A nivel europeo, cerca del 20 por ciento de los turistas son mayores de 65 años.