Radioviajes visita la ciudad de Terezín

r_2100x1400_radio_praha.png

En esta edición los llevamos a conocer la ciudad y fortaleza de Terezín, antiguo gueto en el que perecieron 40 mil judíos durante la Segunda Guerra Mundial.

La fortaleza de Terezín fue construida a finales del siglo XVIII por el emperador José II para defenderse de los prusianos. Sin embargo, durante las sucesivas incursiones en las tierras de Bohemia, las tropas prusianas nunca sitiaron Terezín y jamás pudo demostrar la solidez de sus fortificaciones. Entonces fue utilizado únicamente como cuartel de unidades militares.

Terezín, que se encuentra al norte de la República Checa, albergó una guarnición durante la Primera República Checoslovaca entre los anos 1918 y 1938. Durante la ocupación de la tierras checas por las tropas nazis, entre 1939 y 1945, la fortaleza de Terezín fue convertida en un gueto. Ahí y en la adyacente pequena Fortaleza perecieron durante la Segunda Guerra Mundial 130 mil prisioneros de toda Europa, en su mayoría judíos.

Tras la Segunda Conflagración a Terezín regresaron las tropas checoslovacas. El Ejército, ahora checo, permaneció en la ciudad hasta la segunda mitad de los anos noventa. En 1997 los soldados abandonaron el último de sus edificios y una tercera parte de Terezín quedó desierta. La antigua fortaleza militar barroca se veía amenazada de convertirse en una ciudad fantasma, sobre la que pesaría su trágico pasado.

Esta semana se conmemora el 60 aniversario del inicio de las deportaciones de los judíos del Protectorado de Bohemia y Moravia a los campos de concentración nazis. Por ese motivo la agrupación internacional de ex presos de los campos de concentración organizaron un acto conmemorativo que tuvo lugar en el antiguo gueto de Terezín. Como parte de estas actividades fue develada simultáneamente una placa conmemorativa a las víctimas del gueto de Lodz, en Polonia, actividad que tuvo lugar en el cementerio judío de Marsyn.

Radioviajes visitó la ciudad de Terezín para participar en los actos conmemorativos de este aniversario, que quizá, uno de los momentos más emotivos de su programa se viviera durante la apertura oficial de los nichos y de la morgue del antiguo gueto de Terezín, a lo que siguió una misa a cargo del rabino Karel Sidon. Al término del acto, el rabino Karel Sidon expresó a Radio Praga que esta actividad tiene como misión recordar al mundo la barbarie del Holocausto y espera que sirva de lección para que no se repitan tragedias de esta magnitud.

"La gente que sobrevivió al Holocausto pensaba que sus testimonios servirían para que la humanidad no volviera a cometer actos similares, sin embargo, no hay que ser muy ingenuos para darse cuenta que en la actualidad se cometen crímenes de magnitudes similares y pareciera que el mundo no ha aprendido la lección", explica Sidon confesando que siempre es difícil para él volver a Terezín. "Para mi Terezín tiene varios significados, especialmente por la gran tragedia que vivió el pueblo judío, pero además aquí asesinaron a mi padre. El propio hecho de saber cómo fue perpetrado su asesinato me produce mucha tristeza. Jamás nunca me dijeron el lugar donde fue enterrado; después de que entrara en Terezín, jamás volví a saber de él", dijo a Radio Praga el rabino checo Karel Sidon durante los actos conmemorativos.

A pesar de su trágico pasado, en la actualidad Terezín se ha convertido en una de las ciudades más visitadas por el turista y desde hace algunos anos ha comenzado a correr la noticia entre los artistas de que en la localidad dispone de un sinnúmero de recintos libres. Los primeros en descubrir esos recintos empezaron a recabar fondos con el fin de crear en los antiguos almacenes y cuarteles un centro de artes plásticas.

Por el naciente centro cultural empezaron a interesarse también cineastas, directores de teatro y músicos. Se empezó a hablar de convertir parte de la fortaleza en un centro multicultural donde los artistas tengan a su disposición talleres y recintos para encuentros, debates y exposiciones. De esta manera nació hace dos anos la Colonia Centroeuropea del Arte Contemporáneo, cuya sigla en inglés es M.E.C.C.A. El recinto de esta agrupación es impresionante: un total de 23 talleres cuyas superficies van de los 60 a los 120 metros cuadrados. El pago de los alquileres se sufraga de los fondos ofrecidos por patrocinadores.

Desgraciadamente se nos agota el tiempo y debemos concluir nuestro recorrido por Terezín. Será hasta un nuevo "radioviaje".

10
50.510916900000
14.150438600000
default
50.510916900000
14.150438600000