Quién será el futuro presidente

0:00
/
0:00

Dentro de un año termina el periodo de funciones del presidente de la república. Analistas, periodistas y opinión pública han empezado a preguntarse quién podría reemplazar a Václav Klaus.

Jiri Paroubek (Foto: CTK)
Sin haber confirmado al nuevo Gabinete, líderes políticos y diputados tienen ante sí otra asignatura pendiente: la elección del presidente de la república.

Las elecciones generales de junio del año pasado trajeron una gran dosis de inseguridad al escenario político checo, porque hasta la fecha no se ha podido nombrar un nuevo gobierno.

Las principales formaciones políticas, el Partido Cívico Democrático, ganador de las elecciones, y el opositor Partido Socialdemócrata mantienen una batalla campal por la repartición del poder.

El líder socialdemócrata, Jiri Paroubek, insistió en que era muy probable que el próximo viernes el gobierno del primer ministro designado Mirek Topolánek no obtenga, por segunda vez, el voto de confianza de los diputados y el presidente de la Cámara designe a un nuevo premier.

En caso de que resulte la aritmética de Paroubek, el próximo primer ministro podría ser de la socialdemocracia. Entonces surge la interrogante de si esa formación nominaría un propio candidato a la presidencia.

Curioso resulta, no obstante, que los primeros sondeos arrojan como favorito a la presidencia de la república al actual mandatario Václav Klaus, con el 54 por ciento del apoyo de los socialdemócratas y de los comunistas.

Klaus no tiene en este momento a ningún rival que seriamente le amenace, pero los Verdes no descartan la posibilidad de nominar a una mujer a la presidencia de la república.

En la República Checa no existe elección directa del presidente de la república, al mandatario lo elige el Parlamento, o sea, la Cámara de diputados y el Senado. El periodo presidencial es de cinco años.

Aumenta el número de políticos y ciudadanos que piden que se apruebe la elección directa del presidente de la república.