Qué pasó con el metro de Praga

Metro, estación Florenc, Foto: CTK

El metro de Praga fue construído como un refugio antiatómico, pero no aguantó las inundaciones. Cuál ha sido el problema, quién es el responsable.

Metro, estación Florenc, Foto: CTK, Foto: CTK
En estos momentos nadie puede decir con certeza qué fue lo que pasó, pero han sido tomadas cartas en el asunto e iniciadas las pesquizas correspondientes.

Si el metro debía proteger a los ciudadanos praguesnse de un eventual ataque nuclear, cómo es posible que sucumbiera ante una riada. Un experto que dió informaciones a los medios de comunicación, pero que pidió anonimato, reveló que la versión oficial no es muy fiable.

"Las presiones hidroestáticas son muy inferiores a las presiones de una explosión nuclear, por lo que el agua no podía causar daños semejantes", explicó el experto.

Metro, estación Vltavská, Foto: CTK, Foto: CTK
Técnicos y peritos insisten en que el metro dispone de sistemas para cerrarlo herméticamente, a tal punto que no penetraría ni una gota de agua después de que se cerraran las compuertas principales.

La mayoría de expertos descarta un fallo en el mecanismo hidráulico de las compuertas, lo único probable es un fallo en el sistma de control y mantenimiento. La compleja red de bombas de desagüe fue diseñada de tal manera que debería funcionar tras una explosión nuclear.

Si bien algunas líneas del metro no fueron diseñadas como refugios antinucleares, los expertos insisten en que el agua era un elemento que se podía fácilmente repeler.

Los medios de comunicación han empezado a prestar atención a las declaraciones de los expertos y muchas conjeturas llevan a sospechar que los millones de coronas checas que todos los años se destinan a las tareas de control y mantenimiento del metro fueron utilizados para otros fines.

Pero bien, eso es una especulación que debera confirmar o desmentir el equipo de investigadores que ha iniciado las pesquisas. Lo que es un hecho irrefutable es que el metro de Praga resultó más afectado de lo que los expertos estimaban.

Autor: Federico Picado
audio