Que gane el más original

r_2100x1400_radio_praha.png

A poco menos de dos meses para la celebración de elecciones parlamentarias en la República Checa, las campañas electorales se tornan cada vez más originales. Mientras algunos políticos ofrecen salchichas a cambio de un voto, otros son capaces de bordear el mal gusto con espectáculos "striptease" y así conseguir apoyo entre las mujeres.

Con el lema "Una campaña barata y sana", este fin de semana los miembros de la Alianza Cívica Democrática, centroderechista, salieron a las calles en bicicleta para dar a conocer su programa. Vestidos con los colores blanco y azul del partido, los políticos anunciaban mediante altavoces que no son necesarias las pancartas ni lujosas limusinas para la realización de sus objetivos. "Vamos hacia adelante. Si doblamos, lo hacemos siempre a la derecha", anunciaban los ciclistas encabezados por el presidente del partido, Michael Zantovsky.

En algunas ciudades los métodos utilizados por los políticos para atraer electores a veces rebasan los límites de lo que la mayoría considera normal. En un mítin convocado el fin de semana en la ciudad de Decin, los miembros del gobernante Partido Socialdemócrata organizaron un espectáculo de "striptease" para atraer a las mujeres. Con excepción de la vicepresidente del Partido Socialdemócrata, Marie Soucková, que se retiró al comienzo de la presentación, el resto de los presentes aplaudieron la actividad.

Otro que no escatima en esfuerzos es el presidente del Partido Cívico Democrático, Václav Klaus, que en su afán por cambiar la imagen conservadora de su formación, decidió "salir de copas" a un bar concurrido por jóvenes y así ganar votos en ese sector de la población.

Pero sin duda la que ha obtenido todos los premios a la originalidad es la política socialdemócrata, Jana Volfová. En el marco de su campaña por un escaño en el Parlamento, ofreció a los electores tortas, salchichas y cerveza, causando gran impresión incluso en el Primer Ministro checo, Milos Zeman, que acudió personalmente a manifestar apoyo a su correligionaria.

En comparación con años anteriores, los políticos checos han cambiado su manera de atraer electores. Según los analistas, las próximas elecciones de junio serán muy reñidas y por eso los partidos optan por cualquier método con tal de obtener un voto.