Programa cultural durante la cumbre de la OTAN

r_2100x1400_radio_praha.png

El mundialmente famoso grupo de ballet Nederlands Dans Theater y su coreógrafo checo Jiri Kylián, la Orquesta del Castillo de Praga, la Filarmónica de Cámara Praguense, un grupo de rock, la diva de la ópera Klaudia Dernerová, el coro infantil de Kühn: estos y muchos más se presentarán en la cena de gala que ofrecerá el presidente checo, Václav Havel, a los participantes de la cumbre de la OTAN que tenderá lugar la semana entrante en Praga.

El grupo de ballet Nederlands Dans Theater presentará la escenificación del coreógrafo checo Jiri Kylián, titulada "Birth-day". Según explicó el autor, la obra está acompañada e inspirada por la música de Mozart, quien concebía la vida en toda su riqueza, fantasía, pobreza y locura. Jiri Kylián afirmó que la escenificación refleja el espíritu de Mozart y su postura frente a la realidad.

Sin embargo, el Nederlands Dans Theater, de La Haya, no se presentará solo ante los destacados huéspedes de la cumbre de la Alianza Noratlántica. El público checo tendrá la oportunidad de disfrutar de su arte en dos representaciones que se efectuarán el viernes y el sábado en el Teatro de Vinohrady. Además de "Birth-day", los visitantes podrán ver otras dos coreografías de Jiri Kylián: "A way a lone" y "When time takes time".

La noche de gala en el Castillo de Praga culminará con un grandioso proyecto musical del excelente guitarrista y músico checo, Michal Pavlícek, a quien el propio presidente, Václav Havel encargó de la composición de la obra. Pavlícek explicó que su composición representa un collage multicolor de música clásica, canción folklórica, y también fragmentos de música moderna que permitirá el encuentro en un escenario de excelentes intérpretes checos de diversos géneros musicales.

A la atmósfera excepcional de la cena contribuirá también el arquitecto y diseñador checo por excelencia, Borek Sipek, quien decidió decorar las salas del Castillo de Praga con floreros gigantescos, velas volantes en el aire y luz azul. Según Sipek, ciertos elementos de la decoración fueron ya ensayados durante la visita a Praga del Príncipe de España, Felipe de Borbón, o del presidente de México, Vicente Fox.