Primer museo gitano cautiva al público checo

r_2100x1400_radio_praha.png

Los gitanos tienen en la República Checa un museo dedicado a esa etnia. A pesar de no poseer aún exposiciones permanentes ni una gran infraestructura, el museo ha despertado enorme interés entre los visitantes, que confiesan tener escasas referencias acerca de la historia de los gitanos.

El museo gitano se ha propuesto propagar la cultura romaní entre la sociedad checa y ha comenzado por los más pequeños, organizando diversas actividades con las escuelas de Brno, ciudad donde se encuentra el museo. Según indica su directora, Ilona Láznièková, uno de sus principales objetivos es contribuir a la integración de la comunidad gitana a la sociedad checa.

La señora Láznièková, asegura que a pesar de tener pocos meses de inaugurado, el museo atrae cada vez más a un mayor número de visitantes.

"El interés es sin duda grande. El único problema es que por el momento no disponemos de una sala de exposiciones permanente. Sin embargo, cuando realizamos actividades especiales nos visita mucha gente. Una vez al mes, por ejemplo, ofrecemos conferencias y películas sobre la vida y las costumbres de los gitanos."

El museo gitano dispone de una biblioteca para los especialistas y público en general, donde los pueden informarse sobre la vida y las costumbres de la etnia romaní en este país. Sin embargo, quienes menos interés manifiestan por el museo, son al parecer los propios gitanos. "Preferiría invertir mi tiempo en otras actividades", declaraba un joven gitano tras visitar el museo, argumentando que no necesita ir al museo para ver lo mismo puede ver en casa.