Primer Ministro checo en Londres: Requerimos igualdad de derechos

Tony Blair y Vladimir Spidla, Foto: CTK

La ampliación de la Unión Europea, la situación en torno a Irak y la Alianza Noratlántica. Estos fueron los temas principales de las conversaciones que mantuvo este martes en Londres el Primer Ministro checo, Vladimír Spidla, con su homólogo británico, Tony Blair.

Durante su visita oficial de un día a Gran Bretaña, el presidente del Gobierno checo, Vladimír Spidla, insistió en que el Tratado sobre la Adhesión de la República Checa a la Unión Europea debe ser equilibrado y justo para todos los participantes. Ello se refiere también al capítulo que más alboroto causa actualmente, es decir las subvenciones agrícolas para los nuevos miembros.

Tony Blair y Vladimir Spidla, Foto: CTK
En relación con Irak, Spidla manifestó que la comunidad internacional debería proceder según lo estipulado por Naciones Unidas: Una resolución de la ONU debería proporcionar a los inspectores un mandato claro y fuerte para poder realizar controles en cualquier parte de Irak. La guerra es una solución demasiado seria para que pueda ser desatada automáticamente. Así el Primer Ministro checo comentó las negociaciones que se están desarrollando en el Consejo de Seguridad y en las que Estados Unidos y Gran Bretaña proponen una resolución que permita un ataque automático contra Irak en caso de que Bagdad siga violando los acuerdos con la ONU.

Spidla y su homólogo británico Blair coincidieron en que habrá que buscar un equilibrio entre la defensa europea y la alianza noratlántica. La defensa del viejo continente debería corresponder con su fuerza económica, opina el Primer Ministro checo. La ampliación de la OTAN, pero también los cambios a realizar con respecto a las nuevas amenazas con los que se enfrenta la Alianza serán tratados detalladamente en la cumbre a efectuarse en noviembre en Praga.