Presidente nombra al nuevo Gobierno

Nuevo gobierno checo (Foto: CTK)
0:00
/
0:00

El presidente de la República, Václav Klaus, nombró este martes el nuevo Gobierno de coalición, integrado por el Partido Cívico Democrático, el democristiano Partido Popular y los Verdes.

Nuevo gobierno checo (Foto: CTK)
Poco antes del mediodía de este martes, dieciocho ministros presentaron en el Castillo de Praga un juramento ante el presidente de la República y, concluido el acto, se reunieron en la primera sesión del nuevo Ejecutivo. Éste es el segundo Gobierno formado por Mirek Topolánek desde las elecciones parlamentarias celebradas hace siete meses. Su futuro dependerá de su ratificación por la Cámara Baja. En vísperas del nombramiento, el primer ministro, Mirek Topolánek, dijo que confiaba en que "terminaba el período de inseguridad y de diversas especulaciones". En el curso de los próximos treinta días, como lo estipula la Constitución, Topolánek deberá solicitar el voto de confianza a la Cámara Baja.

"Antes de presentar la solicitud tenemos previsto negociar con el Partido Socialdemócrata y con los diputados de la facción parlamentaria socialdemócrata sobre el apoyo al Gobierno de coalición. Pero confiamos en que la votación en la Cámara Baja sobre la ratificación de mi Gobierno se realizará antes de concluir el período estipulado por la Carta Magna".

Nuevo gobierno checo (Foto: CTK)
Los analistas recalcan que también el éxito del segundo Gobierno de Topolánek depende del visto bueno de parte de la Socialdemocracia, la segunda formación mayoritaria del país, ya que los partidos de la coalición gubernamental no tienen la mayoría en el Parlamento. Se había especulado asimismo con el eventual apoyo de un tránsfuga en la Cámara de Diputados. En ese caso, no obstante, se confirmaría la sospecha de corrupción política en el país, sobre la cual advirtió recientemente el presidente de la República, Václav Klaus.

El destino del nuevo Ejecutivo se decidirá en las próximas semanas. Mientras que Mirek Topolánek confía en su éxito, la Socialdemocracia adelantó que no está dispuesta a apoyarlo o a tolerarlo. En caso de un nuevo fracaso, se procedería al tercer y último intento de formar un Gobierno. Otra y única alternativa es la celebración de elecciones generales anticipadas.