Presidente Havel respalda referéndum contra Central Electronuclear de Temelín

r_2100x1400_radio_praha.png

El presidente checo, Václav Havel, respalda la convocatoria de un referéndum sobre la puesta en marcha de la Central Electronuclear de Temelín. Su decisión fue aplaudida por diferentes grupos de ecologistas, pero condenada por los principales políticos de turno.

El presidente Havel reconoció que en un principio había confiado en los expertos que aseguraron que la Central Electronuclear sería una fuente segura de energía, pero hoy tiene dudas al respecto.

Por su parte, el ministro de Medio Ambiente, Milos Kuzvart, reconoció que la iniciativa de convocar un referéndum sobre Temelín ha llegado bastante tarde, porque el primer bloque se pondrá en funcionamiento en el transcurso de varios meses. El ministro manifestó su repulsión contra los actos de violencia de algunos ecologistas.

"Estoy en contra de todo tipo de acción violenta. En nuestro país disponemos de instrumentos legales para dar a entender nuestro desacuerdo", dijo el ministro Kuzvart.

En contra de la Central de Temelín se recogieron más de 100 mil firmas, pero todo parece indicar que nada podrá evitar la puesta en marcha de la Planta nuclear en momentos en que la tendencia en Europa es clausurar gradualmente las centrales nucleares.

Los políticos checos insisten en que los costes de la Central de Temelín han sido astronómicos, pero que las pérdidas en caso de no ponerla en marcha serían aún mayores y la República Checa no puede permitirse algo semejante.

El presidente de la Cámara de diputados, Václav Klaus, es uno de los principales promotores de la puesta en marcha de la Central Electronuclear de Temelín, en 1993 como Primer Ministro dio luz verde a la construcción de la Planta desafiando a ecologistas y al gobierno de la vecina Austria que mantiene una campaña internacional contra la energía nuclear.

Autor: Federico Picado
audio