Presidente checo apoya un ataque contra Irak

Vaclav Havel y George Bush, Foto: CTK

El presidente de la República Checa, Václav Havel, manifestó su apoyo a los esfuerzos de su homólogo estadounidense, George Bush, por enfrentar las amenazas que representa el régimen iraquí de Sadam Hussein. "El mal tiene que ser erradicado desde su principio", declaró Havel este miércoles en Washington durante su reunión con el presidente norteamericano.

Vaclav Havel y George Bush, Foto: CTK
Los mandatarios coincidieron en que EE. UU. tiene el derecho de realizar un ataque militar contra Irak. No debería tratarse, sin embargo, de una iniciativa individual.

"Debería ser una operación de una amplia coalición internacional, respaldada por el Consejo de Seguridad de la ONU, en la que participe también la Alianza Noratlántica", declaró Václav Havel.

Según el presidente checo, el régimen de Sadam Hussein amenaza toda la humanidad. Václav Havel lo comparó con la Alemania nazi de Adolfo Hitler, apuntando que si Europa hubiera unido en 1938 sus fuerzas no tendría que haber enfrentado posteriormente esa enorme ola de violencia.

Vaclav Havel y George Bush, Foto: CTK
El presidente Bush agradeció a la República Checa su aporte a la lucha contra el terrorismo prestado a través del hospital de campaña en Afganistán y de la unidad antiquímica que opera en Kuwait.

La visita a EE. UU. será la última para Václav Havel como presidente de la República. El mandatario checo rechaza, sin embargo, que se trate de un mero viaje de despedida, convencido de que sus opiniones tendrán repercusión. Havel, además de político, escritor, ex disidente y preso político, defensor de los derechos humanos, cosideraba siempre sus viajes al extranjero parcialmente como una misión para pagar sus deudas y recordar al mundo la necesidad de solidaridad con aquellos que fueron condenados a prisión sólo por tener una opinión distinta de la oficial.