Un busto de Václav Havel será instalado en el Congreso estadounidense

Václav Havel, foto: Tomáš Vodňanský

El Congreso de Estados Unidos aprobó una resolución que rinde homenaje a Václav Havel. La Cámara de Representantes decidió instalar en el Capitolio un busto del ex presidente checo, fallecido en 2011.

Václav Havel, foto: Tomáš Vodňanský
El Congreso de Estados Unidos decidió de forma unánime rendir un homenaje a Václav Havel instalando su busto en el Capitolio.

El congresista republicano Ed Royce, autor y promotor de la resolución, resaltó el importante papel que desempeñó Havel en la transición a la democracia de Checoslovaquia.

La tensa situación actual en Ucrania es un buen momento para recordar el esfuerzo del ex presidente checo para librar su país del yugo soviético, según resaltó el presidente del Comité de Exteriores de la Cámara de Representantes del Congreso.

“Su busto recordará a nuestra descendencia la importancia que puede tener una sola persona en el proceso de la protección de la libertad”, dijo.

Václav Havel sigue gozando de un gran respeto y aprecio en Estados Unidos por su afán de defender la libertad, los principios democráticos y los derechos humanos. Muchos estadounidenses recuerdan el discurso de Václav Havel pronunciado en el Congreso estadounidense en su primera visita oficial a Washington en 1990, según indicó la ex Secretaria de Estado, Madeleine Albright.

“Los que oyeron el discurso de Havel quedaron perplejos, ya que no sabían imaginarse todo lo que dijo. La gente se vio sorprendida, sobre todo, cuando afirmó que lo más importante es hacer todo lo posible para ayudar a la Unión Soviética, porque todos siempre piensan en primer lugar en sí mismos y piden ayuda para sí. La gente recuerda hasta la fecha que Havel abogó, sobre todo, por ayudar a estabilizar la situación en la Unión Soviética”, señaló.

Václav Havel se convertirá en el cuarto estadista extranjero, cuyo busto será instalado en la sede del Congreso de los Estados Unidos.

Dentro de unos meses, el ex presidente checo estará en compañía de otros luchadores por la libertad, entre otros, el ex primer ministro británico, Winston Churchill y el diplomático sueco, Raoul Wallenberg, que durante la Segunda Guerra Mundial ayudó a salvar a miles de judíos del holocausto.