Pompeo recordó en Chequia que siendo soldado vigiló la Cortina de Hierro

Mike Pompeo y Andrej Babiš, foto: ČTK / Kateřina Šulová

El Secretario de Estado de EE.UU. Mike Pompeo, de visita en la República Checa, conmemoró el 75 aniversario del fin de la Segunda Guerra Mundial y la liberación de la ciudad de Pilsen por los soldados norteamericanos este martes. El jefe de la diplomacia estadounidense mantendrá conversaciones con los máximos representantes del país.

Mike Pompeo y el monumento “Gracias América”, foto: ČTK / Miroslav Chaloupka

Mike Pompeo y el ministro de RR.EE. checo, Tomáš Petříček, colocaron ofrendas florales en el monumento “Gracias América” que erigió la ciudad de Pilsen para recordar la liberación de dicha ciudad por las tropas del general Patton durante la Segunda Guerra Mundial.

El acto no tuvo lugar hasta ahora debido a la pandemia de coronavirus. Pompeo agradeció a los habitantes de Pilsen la construcción de un monumento a los soldados estadounidenses que lucharon por la libertad en Europa.

"Hace 75 años, nuestros combatientes liderados por el gran general Patton expulsaron a los nazis del oeste de Checoslovaquia".

Mike Pompeo y Tomáš Petříček, foto: ČTK / Miroslav Chaloupka

Por su parte, el ministro de RR.EE. Tomáš Petříček recordó el papel de los estadounidenses en la lucha contra los comunistas durante la Guerra Fría al tiempo que hizo un llamado para mantener vivo el legado de los que liberaron a Europa del yugo nazi.

“Me alegra poder estar aquí al lado de un estadounidense que ayudó a poner fin a la Guerra Fría. Debo decir que ahora nuestra tarea conjunta es proteger el legado de los héroes del aňo 1945”.

Pompeo y Petříček rindieron un homenaje a los veteranos estadounidenses que asisten repetidamente al Festival de la Libertad de Pilsen todos los años, a pesar de ser todos de edad muy avanzada.

El Secretario de Estado de EE.UU. recordó que durante su juventud estuvo en Alemania como soldado y le tocó vigilar la desaparecida Cortina de Hierro.

Foto: ČTK / AP Photo / Petr David Josek

"Yo fui un día un joven oficial patrullando la Cortina de Hierro. Vi en primera persona cómo era el terreno".

Pompeo recordó que hace 30 años, la entonces embajadora de Estados Unidos Shirley Temple Black colocó la primera piedra del monumento “Gracias América” con el presidente Václav Havel.

En ese momento, por primera vez en décadas de poder comunista y dominación soviética, los ciudadanos de Pilsen, los checos en general y los estadounidenses pudieron recordar abiertamente el papel del ejército de EE.UU. en la liberación de la ciudad.

Degustación de la cerveza de Pilsen, foto: ČTK / Slavomír Kubeš

A igual que los soldados de entonces, Pompeo dijo que la cerveza de Pilsen era increíble y disfrutó a lo grande la degustación de la bebida checa por excelencia que le prepararon en la fábrica Plzeňský Prazdroj.

Los jefes de la diplomacia de Chequia y EE.UU. debatieron sobre cooperación en programas de seguridad e intercambio comercial.

Mike Pompeo se reunirá este miércoles con el primer ministro Andrej Babiš, los jefes de las dos Cámaras de Parlamento, pronunciará un discurso en el Senado y mantendrá una reunión de cortesía con el presidente Miloš Zeman.

El Ejército de Estados Unidos llegó a Pilsen el 6 de mayo de 1945, fuente: Patton Memorial Pilsen

El Ejército de Estados Unidos llegó a Pilsen el 6 de mayo de 1945. Pilsen fue la última gran ciudad liberada por el general George Patton en Europa. Bajo el régimen comunista, la ciudad no podía recordar que había sido liberada por los estadounidenses, todas las celebraciones giraban en torno a la Unión Soviética y al Ejército Rojo.

La República Checa fue la primera parada de la gira de Pompeo por Europa del este. Después viajará a Eslovenia y Austria para terminar el recorrido en Polonia el sábado.

Según los comentaristas internacionales uno de los objetivos del viaje es continuar la campaña contra la presencia de la empresa china Huawei en las redes de telefonía móvil 5G y fomentar la independencia energética de los países del este de Rusia.