Nuevo bloqueo de la frontera checo- austríaca

r_2100x1400_radio_praha.png

Los adversarios austríacos de la planta electronuclear de Temelín, en Bohemia del Sur, han reanudado esta mañana el bloqueo de algunos pasos fronterizos con Chequia.

Los activistas antiTemelín que albergan serias dudas sobre la seguridad de esta central nuclear, están decepcionados por los resultados del encuentro de los primeros ministros de la República Checa y Austria, celebrado el martes en el palacio de Zidlochovice, en Moravia. El canciller austríaco Wolfgang Schussel no ha logrado imponer a su homólogo checo, Milos Zeman, la exigencia de los adversarios de Temelín de que se suspenda la fisión del combustible nuclear en el primer reactor de la planta electronuclear checa. En apoyo a sus demandas, los activistas austríacos han bloqueado con tractores varios de los pasos en la frontera checo- austríaca y su portavoz Josef Puhringer afirmó que las protestas se prolongarían hasta el lunes.

Según Ales Pospísil, portavoz del Ministerio checo de Relaciones Exteriores, las acciones de los adversarios de Temelín no contribuirán a la buena atmósfera de las conversaciones a realizarse entre Chequia y Austria sobre la central de Temelín.

"Es necesario que los políticos expliquen que los bloqueos no solucionan absolutamente nada y que van en contra de los intereses de ambas partes y, por tanto, también de Austria. El señor canciller Schussel dijo en el palacio de Zidlochovice que las buenas relaciones de vecindad entre Chequia y Austria son una de las prioridades de la política exterior austríaca," declaró el representante del Ministerio checo de Relaciones Exteriores.