Noticias Viernes 29 de JUNIO de 2001

r_2100x1400_radio_praha.png

Con la venta del Banco Comercial queda privatizado el sector bancario checo

La casa bancaria francesa Société Générale será el dueño mayoritario del Banco Comercial, el último banco checo con participación estatal en ser privatizado. Société Générale pagará por el 60 por ciento de las acciones estatales del Banco Comercial 40 mil millones de coronas, equivalentes a mil millones de dólares. El ministro de Finanzas checo, Jirí Rusnok, comentó en una rueda de prensa que el banco francés aumentó durante las negociaciones su oferta en más de 9 mil millones de coronas. Como primera reacción a la venta del Banco Comercial, la corona checa fortaleció, alcanzando su máximo histórico frente a la euromoneda al cotizarse a 33,78 unidades por euro. Según analistas de la City londinense, consultados por la agencia de noticias CTK, la venta del Banco Comercial es ventajosa tanto para el Gobierno checo como para el banco francés Société Générale.Según destacara el primer ministro checo, Milos Zeman, con la venta del Banco Comercial terminó la privatización del sector bancario checo. Zeman adelantó que la mitad del dinero que el Estado obtendrá de la venta del Banco Comercial será destinado a amortizar una parte de la deuda del Estado, y el resto irá a los fondos de vivienda y de desarrollo de las infraestructuras.

Se prevé una nueva batalla sobre la ley del referéndum

La Cámara Alta de la República Checa aprobó por un solo voto de mayoría su proyecto de ley constitucional sobre la convocatoria del referéndum sobre el ingreso del país en la Unión Europea. El borrador pasará ahora a la Cámara Baja donde se esperan dificultades durante su tramitación. En una primera reacción los diputados enfatizaron que la ley relativa a la consulta popular sobre el ingreso en la Unión Europea es necesaria. Algunos legisladores temen, no obstante, que vuelva a encenderse la batalla entre los diputados de si debe aprobarse para cada referéndum una ley especial o si debe aprobarse una normativa de carácter general que permita convocar una consulta popular siempre que sea necesario.

Kavan: Irlanda es para los checos un ejemplo

Irlanda representa para la República Checa un valioso socio con cuya ayuda puede contar durante los preparativos para el ingreso en la Unión Europea. En ello nada puede cambiar el resultado del referéndum en el que los irlandeses rechazaron ratificar el tratado de Niza sobre la futura estructura de la Unión Europea. Éstas son las conclusiones de la reunión que celebraron en Praga el ministro checo de Relaciones Exteriores, Jan Kavan, y su homólogo irlandés, Brian Cowen. Kavan matizó en un rueda de prensa que Irlanda es para la República Checa un país-modelo. Según el jefe de la diplomacia checa, Irlanda ha sabido aprovechar con extraordinario éxito la incorporación a la Unión Europea para relanzar su economía y la República Checa le queda muy grata a Irlanda por estar dispuesta a compartir con ella sus experiencias. Por su parte, el ministro Brian Cowen hizo énfasis en que el referéndum se repetirá el año próximo y los irlandeses seguramente apoyarán la ampliación de la Unión Europea.

Exportaciones checas a la EU han crecido 20 por ciento

Las exportaciones de las empresas checas a la Unión Europea han crecido en los últimos cinco meses un 20 por ciento en comparación con el mismo período del año pasado. En motor de las exportaciones checas se han convertido las ventas de vehículos, electrodomésticos y maquinaria.

Arzobispo G.Coppa concluye su misión en la República Checa

Con motivo del fin de su misión de 11 años en la República Checa, el nuncio apostólico Giovanni Coppa ofició el jueves una misa de gracias en la catedral de S. Vito en el Castillo de Praga. El arzobispo Coppa celebrará todavía una misa solemne el 5 de julio, fiesta de los santos Cirilo y Metodio, en el lugar de peregrinaciones Velehrad, en Moravia. En su condición de nuncio apostólico, Giovanni Coppa integró el grupo de trabajo para las negociaciones entre el Estado Checo y el Vaticano, que preparó el borrador del tratado internacional sobre la posición de la Iglesia Católica y de sus instituciones en la República Checa. El Gobierno checo estudiará dicho borrador todavía durante este verano.