Noticias Lunes 01 de ENERO de 2001

r_2100x1400_radio_praha.png

Por Ivana Vonderková

Discurso del Presidente Havel con motivo del Ano Nuevo

A los valores morales especialmente, dedicó su tradicional discurso con motivo del inicio del Ano Nuevo, el Presidente de la República Checa, Václav Havel. Se ocupó de las dificultades que este país y su pueblo se ven obligados a superar e insistió en que la nación checa logrará superar los obstáculos y avanzará hacia adelante. Havel se refirió en esta relación a algunos fenómenos negativos de los que últimamente somos testigos en este país. Indicó que, lamentablemente, entre los empresarios checos con mayor fama llegaron a contar aquellos, que están vinculados con la criminalidad económica. Havel subrayó que "este peligroso grupo de famosos empresarios que tienen a su haber un enorme desvío de fondos y capitales y que abusaron de la privatización como verdaderos criminales" no debería arrojar mala luz sobre los empresarios checos honestos que representan una gran mayoría en el país.

En su discurso de Ano Nuevo el Presidente Havel apeló también a los ciudadanos a que no se confíen sólo en los políticos y otros funcionarios públicos, sino que en forma individual traten de combatir los fenómenos negativos en la sociedad y de apoyar todo lo positivo.

Según Václav Havel, la sociedad checa dispone de un "fuerte y positivo potencial humano". Como ejemplo mencionó el trabajo de los maestros, médicos y científicos checos. El mandatario se refirió asimismo a la difícil labor de los soldados, los policías y los jueces, senalando que la misma merece un alto reconocimiento. Havel valoró igualmente el trabajo de los periodistas checos, indicando que entre los profesionales de los medios de comunicación en este país cabe destacar especialmente a aquellos que se niegan a someterse al dictado de ciertos círculos de poder y que, a pesar de todos los riesgos, insisten en la necesidad de trabajar en condiciones de libertad e independencia.

Al final de su discurso con motivo del inicio del Ano Nuevo el Presidente Václav Havel se dirigió a todos los ciudadanos checos, senalando conocer las dificultades que en los últimos anos se vieron obligados a enfrentar. En este contexto se refirió especialmente al desempleo, fenómeno con el que todavía los ciudadanos checos no son capaces de conformarse. El Presidente Havel exhortó una vez más al respeto de los valores de la moral y a la paciencia, destacando que el camino hacia la democracia es largo y de todos nosotros exige la capacidad de enfrentar de cara y con honestidad las dificultades que van apareciend.

Confusa sigue la situación en la Televisión pública checa

La situación en la Televisión pública checa sigue siendo confusa. Los empleados del ente que se niegan a aceptar al director Jirí Hodac, iniciaron el nuevo ano de manera no tradicional. Desde la tarde del 31 de diciembre se encuentran encerrados en el edificio de los informativos. El grupo de Hodac controla con ayuda de los servicios de seguridad la entrada al centro de los informativos, para impedir el contacto de los empleados rebeldes con la ciudadanía. La postura de la opinión pública checa frente a la problemática no es unívoca. Unos apoyan a los empleados rebeldes de la Televisión, otros insisten en la necesidad de respetar las leyes democráticas y en caso de descontento, recurrir a medios legales.

Católicos checos y el inicio del Tercer milenio

No perder la esperanza y la fe, fue el mayor deseo del obispo católico checo, Václav Malý, durante la misa que con motivo del inicio del Tercer milenio fue celebrada en la Catedral de San Vito en Praga. El obispo Malý destacó que en el inicio del ano 2001 deberíamos reflexionar sobre nuestros hechos y sobre la responsabilidad que todos tenemos por el destino del mundo. El arzobispo de Praga, Miloslav Vlk, subrayó por su parte que el inicio de un nuevo milenio nos ofrece una nueva oportunidad para iniciar una nueva vida, para establecer las prioridades. Indicó la importancia del servir al prójimo y de rezar por la conservación de la paz en el mundo.

Nuevo director de la Orquesta Filarmónica Checa

A partir del primero de enero del 2001, la Orquesta Filarmónica checa tiene a un nuevo director general. El cargo lo asumió Václav Riedlbauch, compositor y pedagogo de la Academia de Artes Musicales de Praga. Riedlbauch debería permanecer en el cargo durante cinco anos, siendo nombrado por el ministro de Cultura, Pavel Dostál. El director artístico del elenco, Vladimir Ashkenazy, aplaudió el nombramiento de Riedlbauch, senalando que se trata de una persona con grandes experiencias, talento y que, además, es altamente respetada en los círculos artísticos.

Austria y la Central Nuclear checa de Temelín

Alrededor de cuarenta adversarios austríacos de la Central Nuclear checa de Temelín abandonaron en horas de la tarde el último "campamento de resistencia" contra Temelín. Este fue levantado en vísperas de las fiestas de la Navidad en uno de los pasos fronterizos entre la República Checa y Austria. Josef Neumüller, representante de los ecologistas austríacos, afirmó que la clausura del campamento no significa el fin de las acciones de protesta contra la planta checa. Insistió en la necesidad de su puesta fuera de funcionamiento. Indicó que los ecologistas austríacos que dieron la bienvenida al Ano Nuevo en las cercanías de la planta de Temelín, donde seguían en sus protestas contra la misma, pretenden reanudar sus actividades el próximo 5 de enero.