Noticias

r_2100x1400_radio_praha.png

Según Wolfgang Gibowski, portavoz de empresas alemanas que emplearon a esclavos del Tercer Reich, dicha querella puede posponer la indemnización porque atenta contra las garantías judiciales para la industria alemana. Estas garantías deberían impedir que las víctimas del nazismo presentaran en el futuro otras demandas a las empresas alemanas.

El negociador checo, Jiri Sitler, calificó la declaración de Gibowski como un pretexto de las empresas alemanas para no indemnizar a las víctimas:

La querella contra IBM demora supuestamente la indemnización. Sin embargo, es absolutamente incomprensible de qué manera la demanda a una firma norteamericana pueda demorar la indemnización por parte de empresas alemanas.

Jiri Sitler senaló también que las empresas alemanas todavía no han entregado los acordados cinco mil millones de marcos al Fondo del que se indemnizarán las víctimas del nazismo.

Entretanto están muriendo los protagonistas más importantes de "este juego": los esclavos del Tercer Reich. Hace dos anos vivían en la República Checa todavía unas 70 000 víctimas de los trabajos forzados; sin embargo, hoy quedan tan sólo 57 000.