Normativas, fiestas de clausura y olimpiadas denegadas

r_2100x1400_radio_praha.png

La República Checa aprueba la Ley Antidiscriminación, la misma semana que se despide de su presidencia de la Unión Europea con la música del festival United Islands y que Praga renuncia a sus sueños olímpicos.

La República checa ya dispone de Ley Antidiscriminación. Después de superar el veto del propio presidente, Václav Klaus, la Camara Baja aprobó la normativa con 118 votos a favor.

Hasta ahora la República Checa era el único país de la Union Europea que no disponía de ninguna ley que garantizara la plena igualdad de los ciudadanos. Si finalmente la normativa no se hubiera aprobado, en las próximas semanas la Comisión Europea podría haber iniciado un procedimiento judicial contra la República checa.

La directiva garantiza a los ciudadanos plena igualdad indiferentemente de su sexo y raza, así como igualdad de derechos en el trabajo, atención médica, educación, etc. En contra votaron los diputados comunistas y algunos legisladores del Partido Cívico Democrático y del democristiano Partido Popular. El ex ministro de Justicia, Jiří Pospíšil, destacó la importancia de esa ley.

“Lo fundamental es que la normativa protegerá a los ciudadanos checos porque determina el principio de la igualdad de trato. En caso de que ese derecho no sea respetado, el ciudadano podrá presentar una demanda ante los tribunales”.


Praga renuncia a sus sueños olímpicos. Según el alcalde de la ciudad Pavel Bém, la capital checa no presentará su candidatura ni para las Olimpiadas del 2020 ni para las próximas.

La decisión llega después que el Comité Olímpico Internacionál diera a conocer que Praga no estaba entre las ciudades seleccionadas para acoger los próximos Juegos Olímpicos, que se celebrarán en 2016. La crisis económica es, según el alcalde de Praga, el principal motivo para que ahora la capital checa retire su candidatura de forma indefinida.

Pavel Bém, alcalde mayor de la ciudad, ha esperado a que pasaran las elecciones europeas para anunciar que la capital no volverá a presentar su candidatura. Así explica Bém la decisión.

“Se paralizan los preparativos de Praga de la candidatura para los Juegos Olímpicos de 2020. La actual recesión económica afecta a nuestras posibilidades. El proyecto en este momento es irrealizable, pero es muy bueno. Estoy seguro de que en un futuro alguien volverá a él”.

Lo cierto es que a Praga le ha salido caro su primer proyecto olímpico en casi cien años. Más de dos millones y medio de euros se han gastado en una candidatura que no tenía opciones reales de ser elegida por la tradición de no realizar dos Juegos seguidos en un mismo continente. Además, según encuestas publicadas recientemente, tres de cada cinco checos no querían que se celebraran en Praga las Olimpiadas. Para muchos, la crisis es una buena excusa para desechar un proyecto nacido de un sueño poco realista de su alcalde.


Usain Bolt, foto: ČTK
Sin Juegos Olimpicos, el certamen deportivo por excelencia la República Checa seguirá siendo el Gran Premio de Ostrava. En la presente edición, han acudido a la ciudad morava 13 campeones del mundo y 11 medallistas olimpicos aunque todas las miradas se han centrado en el plusmasquista mundial Usain Bolt. Y es que el rey de los cien metros lisos volvió a volar sobre la pista consiguiendo su mejor registro de la temporada 9,77 segundos. El jamaicano se alzó con la Zapatilla de Oro, el trofeo más importante del certamen.

El tiempo de 9.77 es el más rápido hecho nunca sobre la pista de la ciudad, pero, por culpa de un viento ligeramente superior a lo permitido, el récord que continuará en vigor será el realizado por Asafa Powell hace cuatro años de 9.85. En cualquier caso, Bolt se mostraba muy satisfecho tras la carrera y su ya clásico espectáculo de celebraciones.

“Estoy muy contento, he corrido bien. Tuve una mala salida, pero me distancié del resto en la parte final. Es una pena por lo del viento, pero estoy contento por mi rendimiento de todos modos”.

Era la tercera ocasión en la que Usain Bolt participaba en el certamen de la ciudad morava, pero la primera en la distancia de 100 metros, en la que es el indiscutible rey de la actualidad. Bolt, que dice que le encanta correr en Ostrava por la gente y por la calidad de la pista, compara su actuación del miércoles con sus anteriores participaciones en los 200 metros y promete volver.


El festival United Islands será el colofón a la presidencia checa de la Unión Europea. Tres noches de música en directo repartida por los clubs más emblemáticos de Praga y, lo que le hace más genuino, por las islas del Moldava.

El United Islands va mucho más alla de la música y se autoproclama como un miniestado, formado por las Islas Unidas, dentro de la ciudad de Praga. Tan es así que los organizadores del evento presentaron su propia candidatura para que las Islas Unidas formaran parte de la Union Europea.

Sus máximos representantes pusieron la solicitud en una boya, junto con toda una serie de objetos recordatorios de la presidencia checa de los Veintisiete, con el objetivo de que el Moldava llevara su petición al Parlamento Europeo tarde o temprano.

Para el ex ministro de Asuntos Europeos Alexandr Vondra, esta clausura de la presidencia, con humor y actuaciones musicales, supone el contrapunto a los actos inaugurales, mucho más solemnes.

“Comenzamos el siete de enero en el Teatro Nacional, de una forma seria, y en Bruselas con un baile inaugural. Y ahora terminamos en Bruselas con una fiesta en la calle y en Praga también con algo ligero. Suponíamos que al final de la presidencia la gente iba a estar un poco saturada, por lo que decidimos prescindir de fanfarrias y organizar algo al aire libre, para la gente corriente y sobre todo para los jóvenes”, explicó Vondra.

El festival también servirá de marco para la ceremonia simbólica de entrega de la presidencia europea a Suecia, que tendrá lugar este sábado en el Moldava, a bordo de una barca. La República Checa dará el relevo a los suecos entregando a su representante un barril de cerveza.