Museo Técnico presenta los primeros resultados de su amplia reforma

Foto: Barbora Kmentová

La dirección del Museo Técnico de Praga, cerrado por reconstrucción, ha preparado un regalo para los aficionados a vehículos de todo tipo. Este miércoles 29 de diciembre ha abierto al público por un día la reformada Sala de Medios de Transporte.

El Museo Técnico Nacional, en Praga, está siendo sometido a una compleja reforma. Sin embargo, este miércoles, por primera vez después de cuatro años, volvió a abrir sus puertas al público, para mostrar la Sala de Medios de Transporte, completamente renovada. El director del departamento de la historia de tránsito, Petr Kožíšek, resume los principales cambios.



Petr Kožíšek
“Después de la reforma, la exposición está dividida en varias secciones, cada una con su propia historia. En la planta baja se exponen automóviles, trenes y nuevamente también técnicas para apagar incendios; en la primera planta se puede ver una amplia colección de motocicletas; la segunda planta está dedicada al transporte aéreo y la tercera, al ciclismo y al transporte naval”, destaca Kožíšek.

La Sala de Medios de Transporte es el principal atractivo del Museo Técnico Nacional. Los visitantes pueden admirar allí, por ejemplo, el primer automóvil fabricado en el territorio checo, NW President, del año 1898, y el vehículo Tatra 80, del primer presidente checoslovaco, Tomáš Garrigue Masaryk.

El Museo ha preparado para los amantes de los automóviles una verdadera joya, según adelantó su director general, Karel Ksandr.

Karel Ksandr
“Se trata de un Mercedes, utilizado durante la Segunda Guerra Mundial por las autoridades nazis en territorio checoslovaco. Era el mismo que utilizó el general estadounidense Bernard Montgomery para recorrer la Plaza Wenceslao durante el desfile militar de 1945. En los años 50, le cambiaron el capó al vehículo. Se puede decir que es un automóvil nazi con diseño realista social, único a nivel mundial”, recalcó Ksandr.

Karel Ksandr asumió el cargo de director general del Museo Técnico de Praga el pasado 1 de diciembre, en una situación bastante complicada. Después de una auditoría que reveló errores graves en la administración financiera y económica del museo, el Ministerio de Cultura presentó una sanción contra el ex director, Horymír Kubíček, y su subalterno, Oldřich Rambousek.

Foto: Barbora Kmentová
Karel Ksandr espera que bajo su mando el museo recupere su fama y que alcance el nivel de los institutos extranjeros de ese tipo.

“Nuestro objetivo es reformar el museo de manera que pueda competir con otros museos europeos, hacerlo más interactivo y también más variable. Me gustaría, por ejemplo, que las exposiciones sean renovadas periódicamente para que salgan a la luz objetos que yacen escondidos en los depositarios”, afirmó el director.

El jueves, el Museo Técnico Nacional volverá a cerrar sus puertas al público, para reabrirlas el próximo 15 de febrero. Los visitantes podrán admirar las exposiciones dedicadas a la astronomía, la arquitectura, el diseño, la fotografía y la historia del tránsito. El resto de las exposiciones serán abiertas dentro de dos años.

Fotos: Barbora Kmentová