Museo Judío de Praga reabrió sus puertas al público

r_2100x1400_radio_praha.png

Después de dos meses de permanecer cerradas, las exposiciones del Museo Judío de Praga este martes fueron reabiertas al público.

Sinagoga Pinkas
Las devastadoras inundaciones del mes de agosto afectaron seriamente también las zonas céntricas de Praga. Grandes daños sufrieron la mayoría de las dependencias del Museo Judío. Se logró salvar y trasladar a lugares seguros las colecciones del museo, pero las riadas causaron enormes estragos en las sinagogas y en el Viejo Cementerio Judío. A partir de entonces el Museo Judío de Praga permanecía cerrado, siendo sometido a los trabajos de reparación.

Este martes se reabrieron las puertas de las sinagogas Maisel, Klaus y la Española, así como el Viejo Cementerio Judío. "Gracias a la abnegada labor de muchos especialistas, en un período relativamente corto se logró restaurar las obras locales y los terrenos adyacentes, devolviéndoles el aspecto que tenían antes de las inundaciones", señaló Jana Smékalová, del Museo Judío de Praga.

checas del holocausto. Durante las inundaciones del mes de agosto, una parte de esas inscripciones quedó bajo el agua.

Como indicara Jana Smékalová, "los especialistas recomendaron proceder primero a la desinfección de los interiores de la sinagoga y luego tratar de salvar las inscripciones de las paredes." Hasta el momento la humedad en la sinagoga sobrepasa las normas debidas. Y el invierno está por llegar. Los peritos aseguran que si las inscripciones en la Sinagoga Pinkas resisten a este invierno, serán salvadas.