Muere director de polémica serie televisiva de la era comunista

Jiří Sequens (Foto: CTK)

Murió el director de la polémica serie televisiva de la era comunista Treinta Casos del Mayor Zeman. Jiří Sequens falleció este lunes en un hospital de Praga a los 85 años de edad.

Jiří Sequens (Foto: CTK)
Admirado por unos y rechazado por otros, Jiří Sequens dejó un legado cinematográfico que nadie puede negar. Idolatrado por la crítica y el público en 1964 por la película El Atentado, en la que reprodujo, de manera casi documental, el magnicidio del carnicero nazi Reinhard Heydrich, Sequens demostró que sabía hacer buen cine.

La película El Atentado sigue siendo un clásico que desnuda la barbarie nazi y el heroísmo de los miembros de la Resistencia checoslovaca que perpetraron el atentado contra el máximo representante del Tercer Reich en el Protectorado de Bohemia y Moravia durante la Segunda Guerra Mundial.

Uno de sus admiradores incondicionales dijo entonces „Sequens estudió cine en Moscú y en París, así que sus películas no pueden ser malas“. Y él lo demostró, rodó unas cuarenta películas que lo situaron en la cúspide de la cinematografía checoslovaca.

'El Atentado'
A finales de los años 60, Sequens fue contratado por la Televisión Checoslovaca para la que dirigió varias series que causaron furor entre los televidentes.

Toda su vida, Sequens se vio cautivado por el cine policiaco, y las series para la televisión representaron una gran oportunidad para mostrar lo mejor de dicho género.

Aprovechando el éxito de las series policíacas, los comunistas, crearon un personaje inédito que servía para la propaganda del régimen: el Mayor Zeman.

Se trataba de una especie de James Bond, pero rojo, al servicio del régimen comunista. En la serie, el Mayor Zeman resuelve treinta casos criminales en los que los malhechores siempre trataban de afectar los intereses del pueblo trabajador, del socialismo y del régimen comunista como tal.

La trama de la serie presentaba a Zeman como un superhéroe, honesto e incansable defensor de los principios socialistas. Los episodios transcurren en diferentes épocas, por ejemplo, poco después de finalizada la Segunda Guerra Mundial o durante la edificación del socialismo.

Jiří Brabec como 'Mayor Zeman'
El superagente Zeman tuvo que enfrentarse también a los enemigos internos del régimen, que no eran ni más ni menos que los representantes del movimiento disidente checoslovaco.

Tras la derrota del comunismo en Checoslovaquia en 1989, la serie, su director y el protagonista principal, el actor Vladimír Brabec cayeron en desgracia.

Jiří Sequens optó por el ostracismo y nunca más participó en el rodaje de ninguna otra película. Algunos críticos pidieron al actor Brabec que se disculpara ante la opinión pública, pero él argumentó que en tal caso deberían hacerlo todos los que actuaron y trabajaron en la serie.

El éxito de la serie sobre el Mayor Zeman fue tal que en la misma alternaron las mejores actrices y actores de entonces. En un intento por revivir al Mayor Zeman, al parecer por razones comerciales, un grupo de cineastas anunció que se preparaba para escribir nuevos episodios.

'Treinta Casos del Mayor Zeman'

El gancho sería que el Mayor Zeman era en realidad un agente de la CIA que durante años había entregado informaciones a los servicios de inteligencia occidentales. El proyecto fracasó, pero en cambio la versión original de los Treinta Casos del Mayor Zeman fue lanzada al mercado en DVD.

Los críticos de cine achacan al director Jiří Sequens, galardonado con la Orden Klement Gottwald, la mayor condecoración comunista, que se prestó a propagar la ideología comunista.

Sus defensores argumentan que Sequens también rodó buenas películas y series sin color político, y que su muerte deja un gran vacío en la cinematografía checa.

palabra clave:
audio