Mayoría de los habitantes de Karlín ya puede volver a sus casas

Barrio capitalino Karlin, Foto: CTK

Por primera vez después de las riadas que la semana pasada inundaron la República Checa, miles de evacuados pudieron regresar este miércoles a sus casas y ver lo que quedó de ellas. Figuran entre ellos también los vecinos de Karlín, el barrio capitalino más afectado.

Barrio capitalino Karlin, Foto: CTK
El Comité de Crisis de Praga decidió que la mayoría de los diez mil habitantes de Karlín podrán regresar a sus casas, y los demás por lo menos controlarlas y liquidar los alimentos en putrefacción, según afirma el director del Ayuntamiento, Zdenek Zajícek.

"Los estrictos controles de estática que realizamos a las casas han revelado que solamente 23 de ellas no se pueden habitar. Sin embargo, nos esforzamos para que puedan entrar sus habitantes y llevar lo que necesitan. Cuántas casas dañadas será necesario derrumbar, no soy capaz de decírselo por ahora, lo sabremos en una o dos semanas".

Barrio capitalino Karlin, Foto: CTK
¿Qué normas deben respetar los vecinos que regresan a Karlín?

"En primer lugar las normas higiénicas. En la entrada a Karlín, cada ciudadano obtiene guantes de goma, mascarillas y sacos para los desechos orgánicos. Apelo a todos a que lo primero que hagan al regresar sea meter estos desechos en el saco y ponerlos delante de la casa. Los habitantes reciben además tabletas clóricas para preparar la solución para desinfectar los lugares de almacenamiento de alimentos".

Zdenek Zajícek subraya que aunque en Karlín existe el riesgo de que surjan infecciones, el barrio no está amenazado. Pese a ello, el Comité de Crisis de Praga tomó medidas preventivas al prohibir la entrada a los niños y animales domésticos.