Lucie Bílá: la vida es como la piel de una cebra

r_2100x1400_radio_praha.png

La voz de Lucie Bílá es como una joya en el mundo de la música pop checa. A veces acaricia el oído, a veces casi lo tortura con su dureza. Bílá sabe oscilar como nadie en la República Checa entre las dulces melodías románticas y diabólicas creaciones rockeras. Muchas de sus canciones se distinguen, además, por letras provocativas o picantes que otras sus colegas no se atreverían a interpretar por miedo de perder popularidad. Pero a Lucie Bílá siempre le gusta experimentar, a veces hasta con su propia fama.

"Mi vida es como la piel de una cebra: los días blancos se alternan con los negros", suele responder Lucie Bílá a los periodistas que la persiguen incesantemente en búsqueda de alguna sensación de su vida privada.

La carismática cantante, a la que la caracteriza una amplia y contagiosa sonrisa, inicialmente aprendió el oficio de costurera. Sin embargo, desde pequeña frecuentaba las clases de canto clásico en la Escuela Popular de Artes de la aldea de Otvovice, donde nació en abril de 1966.

Lucie Bílá pronto descubrió que no podría vivir sin la música. A sus 17 años se incorporó al conjunto de rock'and roll Heluis, y poco después al popular grupo de rock Arakain. Se trataba de una época difícil para Lucie Bílá, ya que durante el día trabajaba como costurera en una fábrica y después, hasta avanzadas horas de la noche, actuaba en conciertos.

Decisivo para ella fue el año 1992, cuando conoció a la letrista Gabriela Osvaldová y al compositor, Ondrej Soukup. El álbum "Missariel", que surgió de su colaboración, ganó seis premios musicales checos Gramy. Lucie Bílá recibió simultáneamente la oferta de participar en el musical "Los Miserables" que cosechó éxito entre el público.

Lucie Bílá se convirtió con el tiempo en la dama número uno de la música pop checa. Protagonizó los musicales "Dracula" y "Juana de Arco". Grabó muchos discos, actuó en varias películas, ofreció un sinnúmero de conciertos y fue invitada a participar en el Festival Internacional de Música "Primavera de Praga". Desde 1996, Lucie Bílá es ganadora regular de diversos certámenes musicales checos.

La cantante tampoco descansa un solo minuto en la actualidad. Dentro de pocas semanas presentará una serie de recitales en el teatro Ta Fantastica, de Praga y se prepara para la actuación en un nuevo musical "Amor es amor" que tendrá su estreno a inicios de 2005.