Los tesoros olvidados del obispo de Hradec Králové

Foto: ČT

El obispado de la ciudad de Hradec Králové descubrió recientemente en su depositario toda una serie de obras de arte, artefactos históricos y objetos litúrgicos que llevaban siglos sin ver la luz. Los interesados pueden ahora apreciar una selección de estos tesoros olvidados en la exposición conmemorativa del 350 aniversario de la fundación del obispado.

El palacio del obispo, foto: Dmitrij Lytchev
Cuando el 10 de noviembre de 1664 el Papa Alejandro VII otorgó a Hradec Králové la bula que la convertía en episcopado, comenzó junto con esta figura eclesiástica la acumulación del tesoro correspondiente. Ahora el obispado de la ciudad ha sacado a exposición una gran parte de estos objetos con motivo del 350 aniversario de su fundación.

La mayoría de ellos ha tenido que pasar por las manos de los restauradores antes de exponerse, y con la excepción de solo dos, el resto es la primera vez que se exhiben al público.

La responsable de la muestra, Pavla Laštůvková, describe a grandes rasgos lo que podemos encontrar.

Los zapatos pontificios del obispo Mořic Pýcha, foto: ČT
“Aquí tenemos una colección de objetos preciosos entre los que se incluyen instrumentos litúrgicos como cálices, bandejas, jarras, ostensorios… También tenemos los zapatos pontificios y las medias del obispo Mořic Pýcha, que se los ponía para las ceremonias religiosas”.

La más antigua de las piezas expuestas es una casulla procedente del pueblo de Rohenice, que cuenta con un excepcional bordado de la Virgen María elaborado en el siglo XV. Otra pieza de excepción son los ropajes del siglo XVIII con los que está vestida una estatua de la Virgen procedente de la localidad de Hemže.

La crónica de Martin Kuthen, foto: ČT
Los amantes de la historia disfrutarán con el ejemplar original de la crónica de Martin Kuthen, escrita en 1539, sobre el que es posible apreciar claramente las intervenciones de la censura jesuita, explica Laštůvková.

“Lo censuró el padre Antonín Koniáš, que ejerció en la comarca de Hradec durante el siglo XVIII. Hay pasajes enteros tachados en rojo, y el censor dibujó junto a la figura de Juan Hus un pequeño diablo”.

Los anteojos del obispo Karel Otčenášek, foto: ČT
Koniáš quiso añadir así un elemento que dejaba clara la postura de la Iglesia ante la herejía husita, y de forma parecida añadió su punto de vista a la descripción de la vida de Jerónimo de Praga, uno de los más famosos seguidores de Juan Hus, y que como él murió en la hoguera.

Otras partes de la exposición suponen un testimonio de la historia del obispado. Encontramos el libro de visitas del obispo Josef Doubrava, nombrado al cargo en 1903, o los anteojos y el reloj de pulsera de uno de sus sucesores, Karel Otčenášek.

Foto: ČT
La muestra viene complementada por una aplicación informática en la que se muestran imágenes y textos explicativos de los 25 obispos que han pasado por la institución, además de una descripción de las ermitas e iglesias de la diócesis. Los secretos del obispado de Hradec Králové permanecerán abiertos al público hasta finales de noviembre.