Los teatros checos quieren subir el telón

Foto: skeeze, Pixabay / CC0

El año 2020 ha sido el peor de la historia para los teatros checos y el 2021 tampoco parece muy prometedor. No obstante, la mayoría quiere subir el telón cuanto antes, a pesar de un público más pequeño y presupuestos recortados.

Foto ilustrativa: Donations_are_appreciated,  Pixabay / CC0

Cientos de miles de asientos vacíos, obras que se ensayaron, pero que nunca se estrenaron y repetidos cierres. Esa ha sido la realidad del mundo teatral checo en los últimos meses. Con más de seis millones de entradas vendidas cada año, Chequia es uno de los países donde este arte goza de gran popularidad.

La pandemia del coronavirus y las restricciones que ha brindado han dejado a los teatros cerrados desde hace meses. Uno de los pocos centros que ha permanecido abierto, ofreciendo proyectos alternativos en el espacio público, al igual que funciones privadas, ha sido Jatka78, un teatro del barrio capitalino de Holešovice, según cuenta su director, Štěpán Kubišta.               

Štěpán Kubišta,  foto: Vojtěch Havlík,  ČRo

“Nos identificamos como una institución de servicio público, en parte aprovechamos también diferentes subvenciones. Y, además, crear está en nuestro ADN”.

El Gobierno checo afirmó en los pasados días que está considerando permitir nuevamente la celebración de eventos culturales y deportivos. Estos se verían condicionados con test de antígenos negativos de los participantes.

No obstante, aunque la medida fuese aprobada, los test fueran suficientes y la población estuviera dispuesta a hacérselos, la reanimación de la vida cultural no sería inmediata, según describe Kubišta su experiencia de las primeras olas de la pandemia del coronavirus.                                   

Foto ilustrativa: TravelCoffeeBook,  Pixabay,  CC0

“Tenemos la experiencia del verano de que, aún cuando las medidas permiten a los teatros reabrir sus puertas, los espectadores tardan en regresar a los auditorios”.

Mientras que el teatro Jatka78 ha permanecido parcialmente abierto, otras instituciones culturales han cerrado completamente. El Teatro Musical de Karlín, por ejemplo, popular por sus musicales, decidió no abrir en otoño e informó a sus fans que no volvería a subir el telón antes de la primavera de 2021. De acuerdo con su director, Egon Kulhánek, el teatro le debe a los espectadores unas 60 000 entradas.

Foto: archivo Galería Nacional

Otros teatros han emprendido caminos no andados. El Teatro Nacional checo, por ejemplo, empezó a emitir un podcast a principios de enero, cuyo objetivo es presentar la escena más prestigiosa del país como un organismo vivo y acercar su funcionamiento a los espectadores.

Ha llamado la atención del público también una colaboración del Teatro Nacional y la Galería Nacional llamada ‘Ballet entre pinturas: Rembrandt y Saskia’. Por medio de la danza, cobra vida la relación amorosa del famoso pintor. El ballet, que ofrece una interpretación de sus obras, acompaña visualmente la exposición ‘Rembrandt: Retrato de un Hombre’, inaugurada por la Galería Nacional en septiembre y ahora también inaccesible debido a las restricciones.

Recorte de presupuestos

El Teatro de \janáček en Brno,  foto: Dominik Matus,  CC BY-SA 4.0 International

Además de las dificultades financieras ocasionadas por la pandemia, los teatros se enfrentan también a un recorte de sus presupuestos ocasionado por la reciente reforma fiscal del Gobierno. En vista de una disminución de los impuestos recaudados, las regiones y municipios checos contarán con presupuestos más bajos. Esta reducción se verá reflejada también en el apoyo designado a los teatros. Las autoridades de Praga, por ejemplo, ya han anunciado que las subvenciones para la cultura se reducirán en un 8 % en este 2021.

No obstante, la mayoría de los teatros está dispuesta a reabrir sus puertas a pesar de todas las adversidades, según afirma el director del Teatro Nacional de Brno, Martin Glaser.                           

Martin Glaser,  foto: YouTube

“La mayoría de las personas en las direcciones de los teatros ya ha cambiado un poco su actitud desde la primera ola, cuando decíamos que, desde el punto de vista económico, no vale la pena abrir para un pequeño número de espectadores. Ahora creo que es nuestra obligación ofrecer un servicio cultural público, aunque no sea rentable”.

El Ministerio de Cultura, consciente de la situación complicada en la que se encuentran las instituciones del sector, quiere apoyar a los teatros profesionales este año con subvenciones que ha incrementado en casi 11.5 millones de euros.

Los teatros en Chequia permanecen cerrados desde el 12 de octubre. El sistema antiepidémico del Ministerio de Salud prevé, en su versión actual, el reinicio de la vida cultural en el país en el nivel dos del sistema PES. Chequia se encuentra actualmente en el nivel cinco y, de acuerdo con el ministro de Salud, Jan Blatný, no se espera una suavización de las medidas, más bien lo opuesto, si la situación epidémica lo requiere.

palabra clave:
audio