Los rusos pagan "de a poquito"

Milos Zeman

El primer ministro checo, Milos Zeman, viajó este mes a Rusia y regresó supuestamente con muy buenas noticias en torno a la cancelación de la deuda de ese país para con la República Checa. Los detalles con Ivana Vonderková y Federico Picado.

Tras el desmoronamiento del bloque soviético en 1989, algunos de los antiguos satélites de Moscú empezaron un ajuste de cuentas con la nueva Rusia, ya fuese en el campo militar como en el económico.

Las tropas soviéticas, que se encontraban dislocadas en los antiguos países socialistas europeos, fueron expulsadas de los territorios de las jóvenes democracias y en el campo económico se desmoronó el Consejo de Ayuda Económica (CAME) al que pertenecían todos los países del bloque.

La hoy extinta Checoslovaquia no fue la excepción. Todo lo contrario fueron precisamente los checos los que pusieron fin al CAME.

Una vez cortado el cordón umbilical entre Praga y Moscú, los economistas checos sacaron a la luz el tema de la deuda rusa. Las conversaciones se prolongaron...

Jaroslav Tvrdík, Foto: CTK
Los partidos que se alternaron en el Kremlin hicieron promesas que siempre desaparecieron como pompas de jabón.

El total de la deuda rusa son mil cien millones de dólares. A lo largo de los últimos años Moscú ha ido pagando a Praga "de a poquito" con entregas de pertrechos militares, suministros de energía eléctrica, combustible nuclear y equipos para la investigación nuclear.

Praga vendió el año pasado parte de la deuda rusa a la empresa Falcon Capital. Se trató de una transacción muy polémica que dio origen a una serie de especulaciones.

Se llegó a decir que la empresa estaba vinculada con el terrorista Bin Laden. No obstante, el Gobierno checo aseguró que la operación se había hecho respetando todas las reglas del Código Comercial. Y fue así como recuperó unos 500 millones de dólares.

Durante su reciente visita a Moscú el primer ministro checo, Milos Zeman, se entrevistó con su homólogo ruso, Mijail Kasyanov, con el que acordaron que Rusia amortizará parte de su millonaria deuda con la entrega de siete helicópteros de combate Mi-35, tres aviones An-70 y repuestos para los aviones Mig-21.

El ministro de Defensa checo, Jaroslav Tvrdík, no se mostró muy satisfecho con el anuncio porque los aviones de transporte An-70 no serán muy rentables para la Fuerza Aérea checa porque necesitan hacer muchas horas de vuelo para aprovechar al máximo todas sus prestaciones.

Algunos expertos en temas de aeronáutica han puesto en tela de juicio la compatibilidad de esas naves con las de la OTAN, organización a la que Praga se integró en marzo de 1999.

El Gobierno checo anunció la aprobación de la firma de un contrato para la compra de 24 aviones Jas 39 Gripen para la Fuerza Aérea checa. Y es por ello que los expertos y los políticos de la oposición se preguntan por qué el oficialismo acepta que Moscú amortice parte de su deuda con pertrechos militares.

Los economistas del Gobierno mantienen una postura completamente diferente y alegan que con los aviones, y helicópteros, así como con el suministro de energía y combustible Rusia amortigua paulatinamente su deuda con la República Checa lo que es sin duda algo muy positivo para la economía del país.

Autor: Federico Picado
audio