Los municipios checos recibirán información más detallada sobre los contagios en su área

Foto: Fernando Zhiminaicela, Pixabay / CC0

Tras las quejas de numerosos alcaldes checos, que reclaman más información sobre los contagios de coronavirus en sus pueblos, el Instituto de Información y Estadísticas Sanitarias ha preparado un nuevo sistema de información.

Foto: MirceaIancu/Pixabay, CC0

Durante la epidemia de coronavirus, los municipios han tenido que conseguir información sobre el número de habitantes infectados a través de los medios de comunicación o de las estaciones regionales de prevención de enfermedades infecciosas.

Este hecho ha enfadado a numerosos políticos locales, y llevó a que en julio la Asociación de Ciudades y Municipios reclamara saber los datos directamente desde el Instituto de Información y Estadísticas Sanitarias. Según afirman los alcaldes, esto les permitiría tomar medidas de precaución con mayor rapidez.

En respuesta a dicha petición, el Instituto de Información ha establecido un nuevo sistema que a partir de la semana que viene enviará los datos directamente a los municipios. Aunque existen algunos limites relacionados con la privacidad, como explicó para la Televisión Checa Ladislav Dušek, director del Instituto de Información y Estadísticas Sanitarias.

“He recibido una respuesta positiva por parte de los alcaldes y la próxima semana lo pondremos en marcha. Les vamos a dar más datos de los que inicialmente nos pedían, al mismo nivel que oficinas regionales de mayor rango. Pero, por supuesto, no puedo permitir que se revele la identidad de infectados concretos”.

La información se referirá a aspectos como el número de test realizados en la región, qué autoridad encargó la prueba y si hay personas de la tercera edad entre los contagiados.
En cualquier caso, se mantendrá el anonimato de los infectados para evitar cualquier tipo de ataque, ya que algunas personas han recibido insultos a través de las redes sociales por este motivo.

Foto: Omni Matryx, Pixabay / CC0

Por otro lado, desde la semana pasada, entró en vigencia en Chequia un mapa semáforo que permite a la población conocer el nivel de riesgo de coronavirus en cada distrito del país. Ladislav Dušek se mostró crítico al respecto. Reconoció que es importante dar información comprensible al público, pero piensa que los colores otorgados a cada zona no siempre corresponden al peligro real.

“No soy un gran fan del mapa semáforo ni de los mapas a nivel internacional. Porque ponemos en rojo la región de Moravia-Silesia por culpa de la gran cantidad de test que se han hecho en las minas de la empresa OKD. Y ese color significa: no vayan allí”.

Dušek considera que los titulares en los medios de comunicación a menudo alarman a la gente. A pesar de que el número de casos de coronavirus está creciendo en las últimas semanas, insistió en que la capacidad de Chequia para luchar contra el virus es muy superior a la que tenía en marzo cuando empezó la epidemia.

Foto: HM Treasury, Flickr, CC BY-NC-ND 2.0

Hoy en día hacemos unos 6000 o 7000 test al día. Tenemos bajo control las redes hospitalarias, las camas en las UCI y las máquinas de ventilación asistida. Nuestro sistema estatal de información funciona. Otro motivo para la tranquilidad es que la mayoría de los infectados no están necesitando tratamiento porque no tienen síntomas”.

Según los últimos datos publicados por el Ministerio de Salud, en Chequia se han registrado 18 355 casos de coronavirus, de los que 5180 se encuentran activos.

El distrito de Frýdek-Místek es el más afectado por ahora, ya que en la última semana se cuentan allí más de 80 infectados por cada 100 000 habitantes. En Praga, los casos de COVID-19 activos son de 24 por cada 100 000 habitantes.

palabra clave:
audio