Los checos no necesitarán visas para viajar a EE.UU.

Rahm Emanuel, Nancy Pelosi, James Clyburn, Steny Hoyer (Foto: CTK)

La esperanza de que un día los checos puedan viajar a Estados Unidos sin necesidad de visados se vuelve cada vez más una realidad. El Senado estadounidense aprobó este martes el cambio de las reglas para el otorgamiento de visas.

Rahm Emanuel, Nancy Pelosi, James Clyburn, Steny Hoyer (Foto: CTK)
Desde hace más de diez años Praga se esfuerza por convencer a las autoridades estadounidenses para que eliminen la obligación de visados para los ciudadanos checos. No obstante, Washington había mantenido una postura reservada frente a esa cuestión. En vista de la creciente migración ilegal a Estados Unidos en los últimos años, la política de ese país era de intensificar la protección de sus fronteras y no la de abrirlas.

Ahora todo parece indicar que la anulación de los visados para los países poscomunistas, entre ellos la República Checa, va por buen camino. El Senado de Estados Unidos aprobó este martes el cambio de las reglas para el otorgamiento de visas. A diferencia de otros países del antiguo bloque comunista, la República Checa cumple los requisitos del proyecto senatorial estadounidense, según dijo el embajador checo en Estados Unidos, Petr Kolár. El diplomático recalcó que uno de los requerimientos es que la cantidad de ciudadanos a los que se les niegan las visas, no debe superar el 10 por ciento del número global de solicitantes.

"A varios otros países que están estrechamente relacionados con nosotros, como por ejemplo, Polonia, los nuevos cambios no les satisfacen. En vista de ello, la suspensión de los visados para los países poscomunistas puede tardar todavía algún tiempo", opina Petr Kolár.

Además, los cambios propuestos por el Senado deben ser aprobados todavía por la Cámara de Representantes y firmados por el presidente estadounidense, lo que llevará algún tiempo. Se supone así que los checos podrían viajar a Norteamérica sin la obligación de visas de aquí a unos dos años más. El proyecto del Senado de Estados Unidos cuenta con que el Gobierno de ese país puede suspender la obligatoriedad de visados a sus países aliados en la lucha contra el terrorismo y que no representan una amenaza para la seguridad de Estados Unidos.