Los bioalimentos están de moda en Chequia

Foto: Felix Neumann

En 2010, la producción de bioalimentos en la República Checa tuvo un crecimiento cercano al 70 por ciento en relación al año anterior. Pero aún así, encontrar al consumidor sigue siendo complicado, ya que solo el uno por ciento del total de alimentos que se venden en el país es ecológico y gran parte de la producción se exporta.

Foto: Stanislav Peleška, Radio Checo
En la vecina Austria, los productos orgánicos representan ya el 15 por ciento del total del mercado alimentario. En la República Checa, esa cifra es solo del 1 por ciento, a pesar de que los alimentos orgánicos estén de moda y hayan mostrado un notable repunte en 2010 en comparación al año anterior.

Petr Dupal, director de una cadena de tiendas ecológicas, confía en que dentro de tres años, los bioalimentos representen el cinco por ciento del total del mercado checo.

“Cuando comparo el año 2010 con el anterior, veo que la producción de bioalimentos en el país creció en un 69 por ciento, aproximadamente. Sin embargo, la participación en el mercado nacional de estos productos sigue siendo baja, con un uno por ciento del total. Deberíamos crecer en un futuro cercano, pero también depende del consumidor, que prefiera los productos ecológicos del país”, sostiene Dupal.

Josef Sklenář, foto: La granja ganadera ecológica Sasov
Muchos granjeros tradicionales se han convertido en orgánicos como una manera de paliar la crisis económica que afecta al sector. Pero el principal problema radica en la distribución, en hacer llegar al consumidor estos productos.

Hasta ahora, la única manera es a través de los incipientes mercados verdes, donde los granjeros ofrecen directamente sus productos, o vía Internet.

Josef Sklenář administra la granja ganadera ecológica Sasov y sostiene que una gran puerta de salida de sus productos son las exportaciones.



Foto: La granja ganadera ecológica Sasov
“Durante 2010 llegamos a exportar a Alemania entre el 15 y el 20 por ciento de nuestra producción. Los mercados denominados verdes están recién comenzando aquí en la República Checa, así que no es suficiente. Solo el cinco por ciento de nuestra producción se vende allí. El resto son consumidores pequeños que piden nuestros productos vía on-line”, indica.

Ese es el gran problema, encontrar al consumidor, dar el salto y llegar hasta los supermercados y negocios de barrio. Esa es la tarea pendiente de los bioalimentos checos, que, a pesar de todo, gozan de buena salud.

palabra clave:
audio