Libros digitales en Chequia, un mercado por explotar

Foto: Štěpánka Budková

En la República Checa sigue aumentando el interés por los lectores de libros digitales, que se han vendido en cifras récord estas Navidades. Sin embargo esto no se ha reflejado en las ventas de libros digitales, al parecer por la circulación de copias pirata, lo que convierte al mercado checo en un territorio por conquistar.

Foto ilustrativa: Štěpánka Budková
Los distribuidores de lectores de libros digitales calculan que estas Navidades se han vendido en la República Checa unos 100.000 aparatos, por lo que el número de lectores que actualmente funcionan en los hogares checos asciende ya a más de 400.000.

Los lectores potenciales de libros digitales son todavía más, ya que los usuarios de tabletas y computadoras portátiles también pueden acceder a este tipo de documentos. En general se considera que el público de un libro electrónico es en Chequia de un millón de personas.

Sin embargo las cifras de ventas no concuerdan con el número de clientes. En 2013 se vendieron unos 200.000 libros digitales, la mayor parte grandes éxitos, lo que representa una pequeña fracción de los 6.000 títulos disponibles actualmente en checo. Aunque la cifra se ha multiplicado casi por tres en comparación con el año 2012, esto supone menos de un libro por lector.

La solución al misterio parece ser la piratería. Los propietarios de lectores obtienen en Internet los títulos que les interesan a través de portales de descargas o a través de amigos o conocidos. Otra posible explicación, que no excluye a la primera, es que algunos usuarios utilizan su lector sobre todo para mejorar sus conocimientos de lenguas extranjeras, inglés principalmente, y compran los libros electrónicos que les interesan fuera del mercado checo.

Autor: Carlos Ferrer
palabra clave:
audio