Las empresas Lockheed y Boeing no suministrarán armamentos a las Fuerzas Aéreas checas

ministro de  Defensa checo, Jaroslav Tvrdík

Las empresas de armamentos estadounidenses Lockheed y Boeing se han retirado de la licitación convocada en enero pasado por el Gobierno checo para el suministro de cazas al Ejército de este país.

ministro de  Defensa checo, Jaroslav Tvrdík
Las dos empresas dieron a conocer su decisión el martes al ministro de Defensa checo, Jaroslav Tvrdík, enfatizando que no desean que se publiquen sus razones.

"El encargado de negocios de Estados Unidos, Steve Coffey, nos entregó una nota en la que se nos informa que Lockheed y Boeing ya no tienen más interés por dicho suministro. Sin embargo, la licitación prosigue y el Gobierno checo espera ofertas de otros interesados. Supongo que el Gabinete se ocupará de esta situación y lo hará de manera responsable".

Tvrdík no ha descartado la posibilidad de anular la licitación, ya que las dos empresas mencionadas insinuaron que la misma carece de transparencia y de favorecer a las empresas europeas. Cabe agregar que las sospechas de Lockheed y Boeing no son nuevas. También la oposición política checa acusó reiteradamente al Gobierno de favorecer a la empresa sueca, SAAB.

En la licitación para el suministro de aviones supersónicos a las Fuerzas Aéreas checas, que se calcula en más de dos mil quinientos millones de dólares, participan aún tres empresas europeas: SAAB con el caza Gripen, la empresa francesa, Dassault, con el avión Mirage, y EADS de Alemania con la aeronave Eurofighter.