La plataforma de Tlustý amenaza la reforma de finanzas públicas

Jan Klas, Vlastimil Tlustý y Eva Dundácková (Foto: CTK)

El diputado Vlastimil Tlustý creó una plataforma dentro del gubernamental Partido Cívico Democrático. Tlustý es uno de los críticos de la reforma de las finanzas públicas presentada por el Gobierno.

Jan Klas, Vlastimil Tlustý y Eva Dundácková (Foto: CTK)
El diputado y ex ministro de Finanzas, Vlastimil Tlustý, no está de acuerdo con una serie de párrafos en la propuesta de la reforma de las finanzas públicas. Sostiene que se trata tan solo de una especie de bosquejo de la reforma que necesita el país.

Tlustý está convencido de que en vez de reforma, el Gobierno impone un paquete de recortes económicos. Amenazó que no respaldará la reforma durante la votación en la Cámara de diputados, a celebrarse en agosto. Los diputados de la plataforma respaldan la postura de Tlustý quien asegura que velará por el cumplimiento del Programa del Partido Cívico Democrático dentro de la coalición gubernamental.

Jirí Cunek y Mirek Topolánek (Foto: CTK)
El primer ministro y líder del Partido Cívico Democrático, Mirek Topolánek, explicó que no considera enemigo al diputado Tlustý.

"Sobre la plataforma hablamos en la última sesión del partido. En este momento concebimos sus críticas como una presión positiva que puede contribuir a mejorar el borrador de la reforma de las finanzas públicas".

Sin embargo, no cabe duda que la plataforma provoca nerviosismo en el Partido Cívico Democrático. Hace diez años, dentro de esa formación también surgió una plataforma que desembocó en una seria escisión. Entonces surgió una nueva formación política, la Unión de la Libertad.

Los politólogos opinan que el surgimiento de la plataforma dentro del Partido Cívico Democrático podría complicar aún más la aprobación de la reforma de las finanzas públicas. En la Cámara Baja, compuesta por 200 escaños, la coalición gubernamental y la oposición disponen de un número igual de 100 legisladores.

La oposición sometió a duras críticas el proyecto gubernamental de reforma de las finanzas públicas que cuenta con la introducción de un impuesto equitativo sobre la renta del 15 por ciento, recortes de subsidios sociales y cambios en el sistema de seguro médico y de jubilación.

"Se trata de reformas que favorecen a las capas adineradas de la sociedad", insistió el líder del opositor Partido Socialdemócrata, Jiri Paroubek, declarando que el Gobierno intenta imponer una medida socialmente injusta. Señaló que los socialdemócratas no votarán a favor del proyecto en la Cámara Baja. En contra del paquete de reformas se expresó asimismo el Partido Comunista.