La mala gestión y el despilfarro de fondos públicos reinan en los ministerios

Andrej Babiš (a la izquierda), foto: ČTK

Los seis ministerios que actualmente dirige el partido checo ANO dejaron en evidencia la mala gestión y el derroche de fondos públicos que se dan en las administraciones estatales gracias a una auditoría financiera que tuvo lugar el jueves.

Andrej Babiš (a la izquierda), foto: ČTK
El ministro de Finanzas Checo, Andrej Babiš, anunció que iniciarán una querella judicial contra los responsables del despilfarro de dinero público, además, ha asegurado que con un programa mejor planteado, una mayor centralización y explotando mejor los recursos de los ministerios, se podrían ahorrar miles de euros.

En la reunión que los ministerios de Finanzas, Desarrollo Local, Transporte Justicia, Desfensa y Medioambiente llevaron a cabo el jueves evidenciaron la mala gestión de las administraciones que “están derrochando” miles de euros de las arcas públicas.

La compra de material de oficina innecesario a un precio desorbitado para gastar los fondos que ya estaban presupuestados o el pago de ingentes sumas de dinero para externalizar servicios que los propios empleados de los ministerios podrían realizar son algunos de los ejemplos que Babiš destacó.

En este sentido, ha asegurado que presentarán una serie de denununcias penales en relación al dispendio de fondos públicos ya que, según opina, el capital no se manejo de manera adecuada.

El ministro ha revelado que existen facturas por valor de casi 600 millones de euros que no corresponden al gasto público. De este modo, ha destacado el caso de los aproximadamente 218.000 euros que se invirtieron en servicios de asesoría.

Por otra lado, Babiš indicó que entre los mismos bienes adquiridos por los diferentes ministerios hay una diferencia de precio que supera el 300%.

Mientras que el Ministro de Defensa pagó más de 14.000 euros por cada vehículo de una flota de Skoda Octavia, el Ministerio de Ambiente, al mismo tiempo, adquirió los mismos coches por 22.000 euros cada uno, denuncia Babiš.

Por otro lado, el gobernante checho declara estar impresionado de que su Ministerio, en el que hay empleados 1.500 trabajadores, disponga de 1.500 impresoras.

Plan de centralización de la administración pública

Hasta hoy, en cada ministerio rige una serie de normativas y reglamentos que, según el viceministro de Finanzas, comenzarán a coordinar con un plan central que afecte a las adminitraciones públicas.

En consecuencia, el Ministerio esta trabajando en un plan de centralización que prevé ahorrar gastos a las arcas públicas en el futuro.

Además, Babiš ha añadido que los ministerios regidos por su partido resultarán más económicos, ya que están renunciando a servicios externalizados. Como ejemplo, explicó que la auditoria financiera la han organizado cinco de los trabajadores del ministerio durante un periodo de tres meses. Si, por el contrario hubieran contratado una empresa para organizar el proceso, este hubiera supuesto a los contribuyentes unos 100.000 euros.

Autor: Iris Murillo
palabra clave:
audio