La inmortal silla Thonet

r_2100x1400_radio_praha.png

La inmortal silla Thonet de madera curvada que se fabrica en Chequia desde el siglo 19.

El 10 de julio de 1856 la Cámara imperial de Viena otorgó al ebanista, inventor y diseñador Michael Thonet el privilegio para la confección de sillas y pies de mesa a partir de madera curvada,"la que se obtiene actuando sobre la misma con vapor y líquido en ebullición," rezaba el documento que revolucionó como ningún otro la industria del mobiliario. El señor Thonet fue el primer fabricante en superar las limitaciones de la producción meramente artesanal del mobiliario.En 1851 exhibió con un enorme éxito en la primera Exposición Universal, celebrada en Londres, un tipo de mobiliario que podía ser producido en serie.

Michael Thonet, natural de Renania, fundó dos años después la firma Gebruder Thonet en la que participaban sus cinco hijos. Tras obtener de las autoridades del imperio austríaco la licencia para producir muebles de madera curvada, Thonet trasladó sus actividades de Viena al pueblo moravo de Korycany, en la parte oriental de la actual República Checa, y al cabo de pocos años edificó otra fábrica en la ciudad morava de Bystrice, al pie de la colina sagrada de los moravos, Hostýn.

A principios de los años 70 del siglo 19, los Thonet contaban con filiales en el mundo entero.Moravia les proporcionó en abundancia lo fundamental, es decir, la materia prima para expandir la producción: la madera de haya.

En Moravia nació también la célebre silla Thonet Nro.14, desmontable en 6 piezas, y por tanto ventajosa para el almacenamiento y el transporte, lo que contribuyó al incremento de las ventas. La silla Nro.14 era también muy cómoda y muy bella, como todos los muebles fabricados por los Thonet. Su originalidad y grácil diseño fueron apreciados por notables arquitectos, entre ellos Le Corbusier o Adolf Loos. Terminada la Segunda Guerra Mundial, la fábrica de los Thonet con sede en Bystøice fue expropiada, pero logró mantener viva la gloriosa tradición, como testimonian el Grand Prix de la EXPO 58 de Bruselas, varias medallas de oro de las Ferias de artículos de consumo de la metrópoli morava Brno y éxitos en las EXPO de Ósaca y Montreal. Desde 1994 la fábrica de Bystrice pertenece a la sociedad anónima TON que mantiene su posición entre destacados fabricantes mundiales de mobiliario de madera curvada. Los clientes pueden escoger entre unos 200 modelos de sillas, sillones, mecedoras, mesas y perchas.Dos tercios de la producción se exportan.

Parte del mobiliario de la fábrica fundada otrora por los Thonet continúan engalando los recintos del Parlamento checo, el Ayuntamiento de la Ciudad Nueva de Praga, el Palacio Ferial de la capital checa, el Castillo de Bratislava, pero también lo encontramos en Amalienborg, residencia de la reina de Dinamarca, Margrethe II.

La empresa TON de Bystrice, heredera de los Thonet, produce anualmente 1 millón y medio de sillas.Los clientes siguen demandando la célebre silla thonet Nro.14, diseñada hace casi 150 años.Desde entonces ha sido modernizada, pero sus líneas fundamentales se mantienen invariables.