La Iglesia Católica ayudará a combatir el desempleo en Chequia

Foto: njaj, FreeDigitalPhotos.net

La Iglesia Católica quiere ayudar en la lucha contra el desempleo en la República Checa. Representantes de la Conferencia Episcopal Checa y de la Oficina General de Trabajo suscribieron este martes una declaración de colaboración mutua en la búsqueda y creación de nuevos puestos laborales.

Oficina de Trabajo, foto: Filip Jandourek, Archivo de ČRo
De acuerdo a los datos del registro de desempleados, en Chequia hay actualmente 608.315 personas sin trabajo. El índice de desempleo en marzo se redujo en 0,3 puntos en comparación con el mes anterior, alcanzando el 8,3%. A pesar de tratarse de una cifra alentadora, los analistas advierten que una verdadera reanimación del mercado laboral no se puede esperar antes de 2015.

Las Oficinas de Trabajo buscan nuevas posibilidades de empleo para los parados. Ofrecen también cursos de recualificación y promueven la colaboración en la búsqueda de trabajo con nuevos socios. Un ejemplo es la suscripción de una declaración de cooperación en la lucha contra el desempleo con la Iglesia Católica. Según destaca Marie Bílková, directora de la Oficina General de Trabajo, precisamente la Iglesia podría ofrecer nuevas posibilidades laborales en un próximo futuro.

Marie Bílková (Foto: ČT24)
”Confiamos que gracias a la cooperación con la Conferencia Episcopal Checa podremos ofrecer nuevos puestos laborales a nuestros clientes, al igual que gracias a la colaboración con otras organizaciones. La declaración conjunta no implica compromiso alguno, pero destaca la existencia del desempleo, indica que existen posibilidades para combatirlo y manifiesta el interés de las dos partes que suscriben el documento de aportar a la solución de este serio problema social”.

Foto: Michelle Meiklejohn, FreeDigitalPhotos.net
Es imposible predecir cuántos puestos laborales vacantes ofrecerá la Iglesia Católica a las Oficinas de Trabajo y cuándo lo hará, pero lo cierto es que la cooperación mutua en este sector va dando ya los primeros resultados. Para la Iglesia Católica trabajan actualmente unas 5.000 personas, tanto en Cáritas, como en escuelas y diversos centros sociales, indica Marie Bílková.

”En el futuro podría tratarse de centenares de nuevos puestos laborales. Ya actualmente colaboramos con la Iglesia Católica en este sector. A muchos ciudadanos les fue ofrecido dedicarse a labores de carácter social por ejemplo. En vista del actual proceso de devolución a las iglesias de los bienes que les fueron confiscados durante el comunismo, esperamos que especialmente la Iglesia Católica amplíe su oferta de trabajo. Los ciudadanos podrían trabajar en la administración o el cuidado de los bienes inmuebles, los bosques y los campos devueltos a la Iglesia, pero también en otras profesiones. Se vislumbran posibilidades realmente amplias”.

Oficina de Trabajo, foto: ČT
Bílková apuntó que, de acuerdo con dignatarios eclesiásticos, la Iglesia prevé el surgimiento de nuevos puestos laborales tanto para personas cualificadas, como para los solicitantes con cualificación baja o ninguna. La directora de la Oficina General de Trabajo está convencida que la cooperación con la Iglesia Católica en el sector laboral traerá gran beneficio a la política de empleo nacional.