La enmienda de ley de incompatibilidades

r_2100x1400_radio_praha.png

Es probable que en el futuro los diputados y senadores checos no puedan devengar dos o más salarios, tal como ha sido posible hasta el momento, sino sólo uno.

El gobierno de la República Checa encabezado por Milos Zeman aprobó en su sesión de ayer miércoles un proyecto de enmienda de la ley de incompatibilidades, que de entrar en vigor supondría para varios legisladores la pérdida de parte de los ingresos que perciben hasta el momento. Esto quiere decir que los diputados y senadores sólo cobrarían por su trabajo en el Parlamento Checo pero no además, como hasta ahora, por el ejercicio de cargos en los consejos de vigilancia y de administración en las empresas con participación del Estado. En entrevista para la Radiodifusión Checa el ministro de Trabajo y Asuntos Sociales, Vladimír Spidla, declaró que no existía razón alguna para que los representantes estatales recibieran una remuneración complementaria.

"En esto existe una desigualdad constitucional que, si bien no es un asunto de envergadura, no es menos cierto que tampoco está en armonía con los buenos principios. No es correcto que una persona que es pagada para que defienda los intereses públicos en una institución, cobre también por defenderlos en otra", declaró el ministro Spidla.

A pesar de todo, es probable que la reacción del Parlamento al borrador gubernamental de enmienda de la ley de incompatibilidades sea negativa y que el borrador no sea aprobado. Y ya por el mero hecho de que los ingresos que perciben los legisladores por el ejercicio de cargos en empresas con participación estatal son, realmente, cuantiosos.

Autor: Mónica Villegas Gallego
audio