La empresa Stock Plzen-Bozkov: tradicional fabricante checo de bebidas alcohólicas

r_2100x1400_radio_praha.png

La empresa Stock Plzen-Bozkov, con sede en la ciudad de Pilsen, es el mayor fabricante checo de bebidas alcohólicas: su cuota de mercado alcanza una tercera parte. Aunque produce más de veinte tipos de bebidas, su buque insignia son, no obstante, el ron y el típico licor de hierbas, Fernet.

Fernet Stock y su variante, Fernet Stock Citrus, que usa como ingrediente el limón, representan el 65 por ciento de la venta de la empresa Stock Plzen-Bozkov, según explica su director, Martin Petrásek.

"Fernet es un licor amargo producido de hierbas mediterráneas. ?De qué hierbas? No se lo puedo decir, por supuesto. Lo único que le puedo decir es que son catorce las hierbas utilizadas, la más fundamental es la genciana que le da ese típico sabor amargo. Se añaden también manzanilla y cáscaras de naranja".

Los licores de hierbas empezaron a producirse a mediados del siglo XIX en Italia. Según matiza Martin Petrásek, para encontrar las raíces de la empresa checa Stock Plzen-Bozkov hay que retroceder hasta el año 1884.

Por aquel entonces, el empresario italiano de origen judío, Lionello Stock, fundó en el puerto de Trieste la compañía Stock que suministró sus productos a todos los mercados del extinto Imperio Austro-húngaro.

Tras la descomposición de la monarquía, Lionello Stock resolvió la pérdida del mercado unido fundando en cada estado sucesor una sucursal. Así surgió en 1920 en Checoslovaquia la empresa Stock Plzen-Bozkov.

La primera botella de Fernet fue producida en la ciudad de Pilsen en 1927, pero, según señala Martin Petrásek, durante los siguientes cincuenta años no jugó un papel importante en el surtido de la empresa.

"Stock Plzen-Bozkov se centró sobre todo en el brandy y tan sólo a finales de los años sesenta, Fernet se convirtió en la bebida preferida por intelectuales, artistas, periodistas y la gente del cine. Allí empieza su gran popularidad. En 1960, la producción anual de Fernet fue sesenta mil litros, mientras que hoy en día producimos esta cantidad al día".

Además de la República Checa, Fernet se produce también en Italia, pero los checos superan en su consumo no sólo a los italianos sino a todos los europeos. Aunque Fernet no es un producto de origen checo, sí que es un fenómeno checo, "un riesgo característico de la vida cotidiana en este país", como sostiene Martin Petrásek.

"?Por qué es tan popular? Una de las explicaciones lo atribuye a la cocina checa, que en comparación con las demás es muy pesada y grasa. Comemos mucho, pero muy poco de verduras. Y Fernet contiene hierbas que tienen un impacto benéfico en los órganos digestivos".

El segundo producto más vendido de Stock Plzen-Bozkov es el ron, del que el año pasado se vendieron más de cinco millones de litros. Este año, la empresa ha promovido la acción "Despedida del ron", porque el año próximo entrará en vigor una nueva reglamentación que armoniza los reglamentos checos con los de la Unión Europea.

Ron de Stock Plzen-Bozkov
"A partir del año entrante, el ron que producimos no lo podremos vender como ron porque no contiene el destilado de caña de azúcar, sino bajo una otra marca. En la Unión Europea, se puede denominar solamente ron al producto que contiene el destilado de caña de azúcar, mientras que los rones provenientes de los países del antiguo Imperio Austro-húngaro se producen a partir de la raíz de melaza de remolacha o cereales".

Martin Petrásek apunta que la empresa Stock Plzen-Bozkov, que emplea a casi 200 personas, es el típico productor doméstico que solamente exporta el cinco por ciento de su producción.

"El principal mercado de exportación es para nosotros, lógicamente, Eslovaquia, país con el que tenemos una historia común. Últimamente tenemos éxito en Eslovenia, parecen muy prometedores nuestros contactos con Estados Unidos y hace poco realizamos también los primeros suministros a Finlandia y España".

Actualmente, Stock Plzen-Bozkov está buscando a un nuevo propietario. Su accionista mayoritario, el consorcio europeo Eckes, ha anunciado recientemente que vendería su división de bebidas alcohólicas. Entre los interesados más serios figuran el productor de vodka, Smirnoff, o el productor de whisky, Ballantine.