La economía checa sigue creciendo más de lo esperado

Foto: Renjith Krishnan, FreeDigitalPhotos.net

El Producto Interior Bruto checo creció un 4,3% en el tercer trimestre de este año en la comparación interanual, según datos ofrecidos por la Oficina de Estadísticas checa (ČSÚ). Dicho porcentaje superó las expectativas más optimistas de los analistas.

Marta Nováková, foto: ČT
La industria transformadora, la construcción y el comercio. Esos son los sectores que más contribuyeron al notable crecimiento de la economía checa de los últimos meses, indicó la presidente de la Asociación del Comercio y Turismo, Marta Nováková.

“La venta al por menor creció casi un 5% en lo que va de año en comparación con el mismo periodo del año 2014. Naturalmente, depende de cada categoría: el crecimiento del sector alimenticio es menor que el del comercio de productos electrotécnicos, que hoy día alcanza un aumento del 18%”, dijo.

Michal Brožka, foto: ČT24
El excelente resultado se debe en parte también a los recursos que la República Checa ha recibido de los fondos europeos. Los expertos advierten que el próximo año las subvenciones comunitarias no serán tan generosas y que, por lo tanto, los resultados no serán tan estupendos, según resaltó Michal Brožka.

“Este año contamos con un crecimiento del 4,3%. Pero el próximo año esperamos un aumento de tan solo 2,5%”, señaló.

El futuro promete más trabajo y mejores sueldos

Foto ilustrativa: renjith krishnan, FreeDigitalPhotos.net
La aceleración de la economía hace crecer la demanda en el mercado laboral, lo que reduce la tasa de desempleo, que actualmente ronda el 6%, uno de los menores porcentajes en toda Europa.

La formidable forma de la economía nacional además obliga a las empresas a subir los sueldos. Los expertos calculan que el aumento salarial alcanzará en promedio un 4% el próximo año en la República Checa.

Dichos datos se reflejan siempre con demora, ya que las empresas son cautelosas y no se atreven a subir los salarios y contratar nuevo personal inmediatamente tras el aumento de su producción. Pero a medida que mejoren las previsiones para el futuro, las firmas podrán permitirse implantar aumentos salariales y ampliar su plantilla, coinciden los expertos.

Autor: Roman Casado
palabra clave:
audio