La crisis del Gobierno continúa

Vladimir Spidla y Václav Havel, Foto: CTK

La crisis del Gobierno checo persiste. En el encuentro de este lunes con el presidente, Václav Havel, los líderes de los tres partidos de la coalición gubernamental se mostraron, no obstante, dispuestos a buscar nuevas vías para superarla.

Vladimir Spidla y Václav Havel, Foto: CTK
La crisis del Gobierno checo surgió a raíz del rechazo en la Cámara Baja, el viernes pasado, del proyecto gubernamental para la realización de profundos cambios en el sistema tributario, orientados a ayudar a paliar los daños causados por las inundaciones de agosto. El Primer Ministro, Vladimír Spidla, criticó a la ex presidenta de la Unión de la Libertad, uno de los partidos de la coalición gubernamental, por haber votado en contra del proyecto y con ello haber contribuido a la no aprobación del mismo. A raíz de ello pidió también la dimisión de los tres ministros de la Unión de la Libertad, acusando a ese partido de violar los acuerdos de coalición.

El lunes se reunieron las presidencias de los tres partidos de la coalición gubernamental, o sea, de la Socialdemocracia, la Unión de la Libertad y del democristiano Partido Popular, para hallar una solución a la actual crisis gubernamental. El líder de la Unión de la Libertad, Ivan Pilip, anunció que su partido estaba dispuesto a nuevas negociaciones para superar la situación surgida e impedir que la Socialdemocracia recurra eventualmente al respaldo de los comunistas.

Ivan Pilip y Petr Mares, Foto: CTK
"Mucho depende de la disposición a buscar nuevas variantes de solución. Estamos preparados para ello. A la vez insistimos en que, para que la Socialdemocracia pueda exigir la dimisión de nuestros ministros, deberá primero rescindir el acuerdo de coalición gubernamental existente, tanto con nuestro partido, como con el democristiano Partido Popular".

También el democristiano Partido Popular prefiere el mantenimiento de la actual coalición gubernamental, según afirmó el líder del partido, Cyril Svoboda, durante el encuentro de los líderes de los tres partidos gubernamentales con el presidente, Václav Havel. El Primer Ministro, Vladimír Spidla, reconoció que hay disposición por parte de las formaciones involucradas para hallar una solución negociada a la crisis.

"La reunión con el presidente posibilitó aclarar las posturas de los partidos de la coalición gubernamental y mostró que existen nuevas variantes de solución a la actual crisis del Gobierno. En los próximos días los partidos de la coalición estudiaremos esas variantes, para luego tratar de hallar conjuntamente una salida a la crisis", dijo Spidla.

Los próximos días confirmarán pues la solidez del Gobierno de coalición checo y su disposición a compromisos, con vista al objetivo principal que es la pronta entrada del país en la Unión Europea.