La cinematografía checa perdió a su "pequeño gigante"

Filmový režisér Karel Kachyňa při práci, archiv. snímek z roku 1993, foto: ČTK

La cinematografía checa cerró uno de sus capítulos más exitosos. La muerte del director Karel Kachyña deja un enorme vacío en el cine checo.

Director Karel Kachyña, foto: CTK
De baja estatura, grandes anteojos, un altísimo nivel profesional y un enorme corazón, así era Karel Kachyña, uno de los grandes nombres de la cinematografía checa.

Muchos praguenses le conocían personalmente, o al menos de vista porque, a pesar de ser un realizador de fama nacional e internacional, viajaba en metro. Era normal encontrarle en la parada del autobús que lleva a la Televisión checa, institución para la que trabajó muchos años.

Karel Kachyña falleció a los 79 años de edad dejando una enorme herencia cinematográfica que disfrutaron y disfrutarán muchas generaciones de amantes del buen cine.

La última producción de Karel Kachyna, es de dos años atrás, "El camino estaba seco, en algunas partes mojado", y despertó mucho interes entre el público checo. Kachyna fue un director que evitó la rutina, cada una de sus obras es excepcional y consiguió dar una nueva imagen y un nivel superior a producciones televisivas.

En los años 60, Karel Kachyña integró lo que se conoció como la "nueva ola" de la cinematografía checa, no obstante, el régimen comunista censuró y posteriormente prohibió sus películas.

Las películas de esa época fueron posteriormente galardonadas con diferentes premios, mencionemos al menos la película !Que viva la República!, que además de una brillante dirección demuestra el gran potencial de los actores checos.

Director Karel Kachyña, foto: CTK
En la obra de Karel Kachyna destacan más de cuarenta películas, documentales y series para televisión, su talante fue envidiado por sus colegas, que a la vez le admiraban y apreciaban mucho, por ser para unos como un padre, mientras que para otros como un hermano mayor.

Entre los héroes de las películas de Karel Kachyña sobresalieron los niños, también muchas mujeres, y supo combinar lo poético, con lo amoroso y la aventura.

El último largometraje fue "Hanele", la historia de tres hermanas que viven en un lugar perdido de Dios en Rutenia. Se trata de una obra poética, cargada de sentimientos, que muestra la dura realidad de las relac iones interpersonales en los años 30 y en un recóndito lugar de Europa Central.

Karel Kachyña nació el Primero de mayo de 1924 en la ciudad de Vyskov, en Moravia. A finales de los años 90 fue presidente de la Academia de Cine y Televisión de la República Checa. En 1995 recibió el León Checo, el mayor reconocimiento cinematográfico checo y en 1999 fue premiado en el Festival Internacional de Karlovy Vary, por su aporte a la cinematografía mundial. Karel Kachyña falleció el 12 de marzo de 2004.

Autor: Federico Picado
audio